Amotinamientos

El gobierno ha declarado la guerra a la delincuencia, sin embargo parece que la delincuencia le está ganando la guerra al gobierno; esa es la realidad según los últimos hechos y acontecimientos que ha visto con estupor, terror y admiración el pueblo ecuatoriano.

   %

Más de 80 vidas humanas se han perdido en los amotinamientos que se produjeron el pasado martes y miércoles en varias cárceles del Ecuador, en una lucha interna entre mafias y carteles, los involucrados quieren -de alguna manera- alcanzar el poder para dirigir y controlar esas mafias.

   %

El sistema penitenciario del Ecuador, en este gobierno, ha sido declarado en emergencia en más de una oportunidad, debido a los hechos sucedidos con la pérdida de vidas humanas, en realidad muchos son delincuentes, pero eso no les libera de ser seres humanos y tener familiares.

   %

Es triste y lamentable decirlo, pero parece que en las cárceles del Ecuador los delincuentes, los miembros de grandes mafias están por sobre los guías, por sobre las  autoridades y se hace su voluntad, caso contrario amotinamientos y muerte.

   %

A propósito de esta situación, una señora decía que a la cárcel regional de Cotopaxi es casi imposible ingresar una manzana o unas galletas para un privado de la libertad, sin embargo se hacen requisas y se encuentran puñales, cuchillos, droga, revólveres, pistolas, escopetas y  más.

   %

Hay casos -se ha manifestado en más de una ocasión- en que los delincuentes a la hora de la verdad tienen más armas y más poderosas que los guardias, que además no pueden hacer uso de esos elementos, pues lo tienen prohibido, entonces defenderse será imposible.

   %

Si se deja ingresar a los mal llamados “centros de rehabilitación social”, armas, celulares y drogas, esta situación debe contar con el apoyo de los guías y demás personal, no podemos acusar a todos, pues habrá ejemplares funcionarios penitenciarios, pero que hay algunitos, los hay.

   %

Entonces, estos amotinamientos, estas muertes en los centros carcelarios se producen ahora muy frecuentemente, lo que significa que de alguna manera las  autoridades no han podido poner mano dura y frenar esta situación que nos demuestra cómo está el país.

   %

La crisis penitenciaria, los enfrentamientos, la organización en su interior de verdaderas bandas delincuenciales y carteles, nos da la medida de lo que está sucediendo en la sociedad, con una peligrosa descomposición que debe acabarse de una vez por todas. Es un tema estructural.

   %

Mientras tanto se señala, en otros  sectores, que lo que está sucediendo en el interior de las cárceles es debidamente planificado y que no es difícil que se trate de eliminar a quienes saben algo o mucho sobre determinados delitos, que se han producido en la crisis que vivimos.

   %

Actos delictivos como muertes de personas conocidas,  muerte de personas que conocen sobre algún delito, sobre la desaparición de personas, mueren en estos amotinamientos y evitan que llegue la justicia con condenas y sanciones. Mientras las mafias siguen fortaleciéndose y reciben “ayuda” desde el exterior de las cárceles.

   %

Lo que está sucediendo en el país es la más clara demostración de la situación actual, además de una crisis sanitaria, una pandemia, la vacuna gota a gota y los delincuentes ganando cada vez más poder, es hora de arrimar el hombro para  solucionar esta situación que afecta a todo el país y sus habitantes.(O)