Mientras los organizadores de la Mama Negra de La Merced, a través de los devotos y demás, se encuentran realizando las jochas y preparando la celebración por todo lo alto, la de noviembre ha comenzado su organización.

Reiteramos una vez más, la Mama Negra de septiembre es un fiesta folclórica que tiene íntima relación con la devoción de los fieles a la Virgen del Volcán, sus celebraciones tienen características especiales.

Es una celebración que en los últimos años ha ido ganado adeptos y además es preocupación de antropólogos, sociólogos e historiadores, es admirada por propios y muchos turistas del exterior.

Mientras que la de noviembre se ha convertido en una gran fiesta popular, la más grande del Ecuador, en la que prevalecen otras características, especialmente su organización, la designación de los personajes, las jochas, los acompañantes y demás.

En este año el Alcalde de la ciudad ha señalado que participará directamente en el Comité Ejecutivo de la Mama Negra, organismo encargado de la designación de los personajes, de las jochas y otras acciones propias de la preparación.

Las malas lenguas, ‘a esta altura del partido’, o de la organización señalan que ya está designada y aceptada la Mama Negra 2018, que solamente falta la designación oficial; inclusive se sabe de quien se trata, se dice que es un galeno.

Entonces, si el Alcalde dice que ahora, en lo que sería su última organización de esta fiesta en su período actual, quiere participar directamente es porque ha aceptado el nombre propuesto.

Para cumplir con los formulismos el Concejo por unanimidad ha designado al concejal delegado del Cabildo que se unirá al Comité, que por su conformación -según la ordenanza- tiene una amplia mayoría de la entidad cantonal.

Es decir, la mayoría de votos son de funcionarios municipales y de concejales, lo que significa que lo que disponga el Alcalde se cumplirá a rajatabla, el que no se encuentre de acuerdo podría perder su cargo en la Municipalidad, así de fácil.

Consecuentemente mejor sería que se oficialice el nombre de quién sería la Mama Negra de este año y nos evitaríamos una serie de comentarios y propuestas de otros ciudadanos. Para qué tanto secreto si al final sabemos lo que está pasando.

Entonces, se preguntan los contertulios del parque, para qué el delegado de las Mama Negras, para qué la presencia de la Mama Negra actual, a no ser que se encuentre de acuerdo con el Alcalde o será que es el que propuso el nombre que se comenta.

Por eso y mucho más, desde hace varios años se analiza la situación y se menciona que hay que cambiar la ordenanza, cambiar algunas cuestiones, que el comité sea más amplio y represente a varios sectores de la comunidad en general y no solamente sean empleados del GAD Municipal que cumplan lo que dice el Alcalde de turno. Sí señores.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here