Aniversario

La Fuerza Aérea Ecuatoriana ha forjado páginas brillantes en la historia de nuestro país, ha cumplido jornadas heroicas en defensa de nuestra heredad territorial; se ha convertido en una institución que defiende los más altos valores de una nación libre y en desarrollo.

   %

La defensa de nuestra heredad territorial no solo se cumple en caso de amenazas externas, en caso de una conflagración, en caso de una guerra, también en tiempos de paz cumple grandes tareas en defensa de nuestro aire, de nuestro mar y de nuestra tierra.

   %

Son hombres y mujeres para servir en caso de guerra y además para servir con pundonor, con claridad y con dignidad en tiempos de paz, para sentirse elementos importantes para el país en general que necesita de sus aviadores, de sus condiciones y de su compromiso con la patria.

   %

Han sido jornadas grandiosas desde que  se inició la  actividad aérea en nuestro país; a inicios del siglo XX, tareas en medio de acciones elementales con equipos de esa época, que recién se incorporaban a una  actividad, que el hombre ha soñado desde que  está en este planeta.

   %

En 1920 se creó la primera Escuela Militar en Guayaquil, por esta y otras razones el 27 de octubre se celebra el Día de la Fuerza Aérea Ecuatoriana. Poco tiempo después se fijaron los objetivos para la marcha administrativa del Instituto Aeronáutico.

   %

Posteriormente vendrá la contribución plausible de Cosme Rennella y Pedro Traversari, quienes con fervor, valentía y capacidad organizativa emprendieron vuelos por el firmamento ecuatoriano ante la admiración y sorpresa de la población.

   %

En 1929 se realiza el primer vuelo que unirá a Guayaquil y Quito. La travesía se efectuó en dos aviones Travel-Air, piloteados por Cosme Rennella y Luis Mantilla, copilotos  Jacinto Vélez y César Borja, grandes aviadores cuyos nombres quedaron registrados en la historia de la aviación.

   %

En 1932 se promulgó el Reglamento de Navegación Aérea, estableciéndose el servicio aéreo postal Latacunga-Tulcán, con la utilización del avión “Ecuador”, lo que constituyó un verdadero adelanto para esa época que permitía unir la comunicación del centro con el norte del país.

   %

Luego se sucederán los viajes aéreos Latacunga-Manta-Quito. En 1942 se nombran inspectores de aviación, primero a Luis Mantilla y luego al coronel Bayardo Tobar, oficial que logró sea reconocida la Fuerza Aérea como una rama independiente de las Fuerzas Armadas.

   %

La Fuerza Aérea Ecuatoriana, tanto por su capacitación técnica, profesional y cultural, responde a sus  principios, objetivos y metas con decisión patriótica y de servicio a los más altos principios de la unidad y de la patria, para consolidar la unidad de esa entidad por siempre grande.

   %

Obligación de todo organismo -más aún cuando se trata de una de las más importantes ramas de las Fuerzas Armadas- es la de conservar y aumentar el prestigio, mediante el cultivo de vocaciones, disciplina, patriotismo y una sólida preparación militar encaminada a mantenerse al corriente de los adelantos científicos y tecnológicos y por sobre todo hacer honor a las causas de paz y servicio.

   %

La Fuerza Aérea Ecuatoriana es una institución de las principales del Estado ecuatoriano, hombres del aire para la paz, para la defensa de nuestro territorio, de nuestro aire y para servir a la comunidad, al celebrar el centenario de su fundación, cuando la Fuerza Aérea de Cotopaxi -en esta ocasión especial- está dirigida por un latacungueño, el Cnel. Jorge Alcázar Sevilla.(O)