Plazos

Decir que determinada obra no avanza y está paralizada por la guerra en Ucrania, por la invasión de Rusia, es un asunto que llama poderosamente la atención de un gran número de habitantes de esta hermosa ciudad.


Si así fuera, cientos de miles de obras estarían paralizadas en muchos países de nuestro planeta, pues la invasión de Rusia a Ucrania tiene que ver con intereses de muchos países con los que realizan actividades comerciales permanentemente.


No puede ser que se diga que determinada obra no avanza por la guerra en Ucrania, será entonces que de Rusia o de Ucrania se importan los materiales para determinada obra, o será que determinadas empresas no pueden hacer negocios con proveedores de esos países.


Sea como sea, la sorpresa ha sido soberbia en muchos sectores de nuestra colectividad, algunos ciudadanos inclusive se niegan a creer que el administrador de la ciudad señale que por esa guerra no avanzan determinadas obras.


Que tiene que ver, por ejemplo, la remodelación de la plaza de Zumbalica, cuya construcción se inició en mayo de 201, va a ser un año de ese inicio y la obra no se culmina aún, cuando el contrato señalaba que estaría concluida en 180 días, es decir en seis meses. Nada tiene que ver.


Esta obra que no es mayor cosa, no es la gran obra en favor de la mayoría de la población, se inició el 27 de mayo de 2021, el contrato señala que el contratista tiene 180 días para la entrega, es decir en noviembre de 2021.


Han pasado seis meses y la obra aún no se entrega, según el contrato los trabajos a ejecutarse eran varias plataformas, una cubierta y algunos metros de adoquín, luego se habló de la energía eléctrica; es fin, no es una obra de grandes proporciones.


El costo inicial de esta obra llegaba a los 600 mil dólares, luego se incrementó a 700 mil dólares y ahora se habla de 90 mil dólares más para la energía eléctrica; en definitiva, la obra tendrá un costo de 790 mil dólares y la planificación deja dudas.


Mientras tanto los contertulios del parque, que ya están volviendo luego de la pandemia, señalan que una obra pequeña se demora tanto, cómo serán las mega obras como han señalado los administradores de la ciudad.


En este marco comentan que casi todas las obras emprendidas por el gobierno municipal, la mayoría sin la debida planificación, no cumplen los plazos señalados en los contratos, entonces ya se deben haber cobrado las garantías y ya se habrá multado a los impuntuales.


Al respecto el gerente de la empresa contratista señalaba, según comentan, que para evitar retrasos en los trabajos, se trabajará hasta 10 horas diarias todos los días de la semana; ese gran esfuerzo no se ve reflejado en una obra que tiene tanto retraso.


Esta es la realidad, ahora habrá que investigar respecto de otras obras que también se encuentran retrasadas, pero no se conoce nada más, sobre sanciones, sobre el cobro de las garantías y cosas por el estilo.


Ante esta realidad, hay que señalar que los latacungueños no nos merecemos este tipo de actuaciones, obras que no se entregan en los plazos respectivos, obras que al final tienen un precio mayor, mientras nada se sabe de multas y demás. Quién responderá ante esta realidad. (O)