La situación económica de los organismos seccionales en el país, no es de las mejores, a pesar que existen normas y leyes que señalan los porcentajes de recursos que deben recibir del presupuesto general del Estado.

Los organismos seccionales, desde hace varios años, ya tienen recursos seguros del presupuesto del Estado, recursos que son de los contribuyentes, son, en definitiva, del pueblo en general.

En algunos casos esos recursos alcanzan, “medianamente” para cumplir con sus habitantes, para realizar obra pública, para ofrecer los servicios básicos y para satisfacer algunas necesidades de la población.

En otros casos la situación es preocupante, pues los recursos que son asignados no alcanza para cumplir con sus obligaciones “medianamente”, algunos municipios tienen una cartera vencida de cientos de miles de dólares, de millones de dólares y no ha podido cobrar.

Y este asunto de cobrar ahora ya no es un justificativo para dejar de hacer obras y cumplir con las necesidades de la población, porque en nuestra ciudad uno es estar “al día” en todos los pagos, aunque el año fiscal sea hasta diciembre.

En algunos municipios, diríamos que en la mayoría de municipios del país se puede observar la obra que han ejecutado a favor de sus respectivas ciudades; hay casos de ciudades que han progresado significativamente.

Han pasado de ser ciudades olvidadas, poco atendidas, con muy pocos atractivos, a ciudades llenas de luz de atractivos turísticos, con obras de embellecimiento que llaman a visitarlas y el turismo se multiplica.

Entonces, dicen los que saben, si los organismos seccionales tienen recursos, aunque no sea los suficientes, pueden ejecutar obras de interés para las mayorías, cuales son las razones que esto no suceda en ciudades como la nuestra.

Ahora mismo se está hablando y comentando sobre la recolección de basura y los dos dólares adicionales, mensualmente, que hay que pagar en el sector urbano y un dólar mensual en el sector rural.

Al respecto existe una ordenanza que está en plena vigencia y su nombre es por demás rimbombante, “Ordenanza sustitutiva que establece el cobro de la tasa por gestión integral de los residuos sólidos comunes y sanitarios y la mitigación de impactos ambientales causados por los ismos”. Qué nombrecito.

Esta ordenanza establece el pago del 13 por ciento del valor de la planilla mensual de consumo de energía eléctrica, se paga en Elepco. Pero además se ha establecido dos dólares más para el sector urbano y 1 dólar en el sector rural. Dos impuestos por el mismo servicio? Se preguntan varios contertulios.

Así nomás están las cosas en nuestro medio, antes que satisfacer las necesidades en base a la planificación, a proyectos, a objetivos, lo más fácil es aprobar más impuestos, tasas o como quieran llamarlo. Eso es trabajar por las grandes mayorías.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here