En una determinada crisis, en un conflicto, en un problema mayúsculo, en una emergencia, en un hecho extraordinario, es necesario que la comunidad se encuentre debidamente informada, además de recibir las indicaciones para cada caso.

   %

La información a la población es importante. Se debe ofrecer información adecuada y las indicaciones necesarias para cumplir determinado comportamiento, para que la población conozca a ciencia cierta lo que hay que hacer.

   %

Muchas veces son hechos y acontecimientos extraordinarios y positivos, entonces se informa a la comunidad de esos logros y el comportamiento que se debe tener a fin de llegar a las personas responsables de esos hechos positivos para expresar los  sentimientos adecuados.

    %

Muchas veces se producen hechos y acontecimientos negativos que se convierten en emergencia, en crisis, por lo tanto -con mayor razón- hay que informar y explicar a la población lo que está sucediendo y las acciones que hay que tomar para enfrentar esos problemas.

   %

En problemas que afectan a la mayor parte de la población y de acuerdo a los principios internacionales y humanitarios, hay que defender la vida de los niños y de los adultos mayores en primer lugar, para luego acudir con la  atención al resto de la población.

   %

Mujeres embarazadas, personas con discapacidades, adultos con problemas de salud y en fin a todos quienes necesitan la  atención del Estado, para lo que hay que lograr una positiva organización en las instituciones del Estado.

   %

En todas estas acciones son las informaciones las que permiten que la población se entere oportunamente y logre un comportamiento adecuado en cada caso, para evitar problemas mayores en los que se encuentre en riesgo la vida humana.

   %

Uno de los factores más importantes de la comunicación y la información es la credibilidad. El sistema de comunicación del Estado -en casos de emergencia- debe ser el más importante, debe llegar oportunamente con información veraz y apegada a la realidad, por más dolorosa que sea.

   %

Si no se ofrece información verdadera  a la población, lo que viene luego es lamentable, las personas comienzan a dudar de la verdad de los datos entregados, se pierde la credibilidad y el gobierno queda huérfano de respaldo, porque la gente siente que le están engañando.

   %

La credibilidad es la mejor carta de presentación de un gobierno responsable, serio y conectado con la población; la información debe estar ceñida a la verdad, aunque los resultados sean negativos en cuanto a los hechos o acontecimientos.

   %

Mientras tanto, debemos entender que no es  mejor periodista el que alaba a un gobierno, tampoco es mejor periodista el que critica a un gobierno y a sus  autoridades; no es mejor periodista el que más grita y tiene una actitud sesgada; es mejor periodista el que dice la verdad, por lacerante que sea.

   %

Entonces, lo que ha sucedido en una entrevista realizada en una cadena internacional de televisión debe llamarnos a la meditación y el análisis, pues qué difícil es el periodismo y qué grave es llevar adelante una entrevista de forma prepotente, creyéndose dueños de la verdad; de uno y otro lado hay que sincerarse y decir lo que es real y lo que debe saber el pueblo.(O)