Perdimos

Todos hemos perdido en estas manifestaciones pacíficas que hace más de 15 días fueron resueltas por los dirigentes de la Conaie y sus organizaciones provinciales, cantonales y comunales; el país ha perdido y han perdido sus habitantes.

   %

No sabemos o no nos hemos enterado que algún sector en conflicto haya señalado que ha ganado en este paro de actividades; en todos los sectores de la comunidad ecuatoriana hay pérdidas y en gran escala.

   %

No podemos decir, en la mayoría de los casos, que quienes plantearon la medida de hecho han salido ganando, porque sea como sea, así se hayan satisfecho sus demandas, el país va a cambiar de la noche a la mañana.

   %

Reiteramos una vez más, en nuestra democracia, todos los sectores tienen el derecho de reclamar, tienen el derecho a la resistencia, tienen derecho a exigir determinadas demandas, mientras que los gobernantes deben buscan más justicia y equidad.

   %

Se ha señalado en estudios nacionales e internacionales que el Ecuador es uno de los países más inequitativos de la región, que el Ecuador vive con sectores divididos por su capacidad económica y las debidas atenciones.

   %

Entonces, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que han hecho los gobiernos en cada una de las épocas de nuestra vida republicana, la justicia y la equidad no se logran de la noche a la mañana, es un proceso complejo.

   %

Es un proceso complejo y largo, la justicia, todos sabemos, está viviendo una de sus peores crisis; la equidad también está lejos de llegar pues el Estado ecuatoriano no ha logrado satisfacer las necesidades de los más amplios sectores.

   %

Ante esta realidad vienen las manifestaciones, los reclamos, los paros, en la mayoría de los casos con todo derecho, con toda la lucha permanente para se tomados en cuenta, una lucha reivindicatoria, hacen un llamado para que sean tomados en cuenta.

   %

Los problemas del campo y de las ciudades no se solucionan con manifestaciones por justas que sean, se solucionan con trabajo, con dedicación, con esfuerzo, con acercamientos, con diálogos amplios y permanentes.

   %

Debemos sellar las heridas, entender que es importante la tolerancia, es importante entender que en la unidad somos diversos y que esa diversidad debe ser atendida sin hacerles perder sus propios valores, costumbres y leyendas.

   %

Debemos buscar los caminos más adecuados para evitar que las divisiones queden flotando en el ambiente, hay que llegar a acuerdos mínimos, hay que trabajar por los que más necesitan, hay que llegar a la conciencia de la unidad.

   %

No podremos llegar a una verdadera unidad, sino reducimos la gran brecha que existe en esta sociedad inequitativa; hagamos conciencia, trabajemos en mesas de diálogo a mediano y largo plazo y miremos en el horizonte un Ecuador justo y equitativo. Sí es posible. (O)