Mientras seguimos las incidencias del Campeonato Mundial de Fútbol Rusia 2018 y estamos atentos al show de las denuncias e investigaciones sobre un secuestro disque organizado desde el Estado, los estudiantes están a punto de terminar sus labores de preparación.

Mientras esto sucede y los alumnos de tercero de bachillerato deben rendir las respectivas pruebas para alcanzar un cupo en las universidades estatales, los representantes de la educación buscan recursos para pagar a quienes se han olvidado.

Mientras esto y mucho más pasa en nuestro país y muchas otras cosas más en nuestra provincia, la campaña electoral se viene a pasos rápidos y se encuentra a la vuelta de la esquina con toda la fuerza del caso.

Y como ya hemos dicho en ocasiones anteriores siguen en la palestra las mismas figuras que han estado por décadas en la política local y nacional; lo que significa que no hay espacio para nuevas propuestas y nuevas figuras.

Varios nombres que se pronuncian como candidatos, han estado en el ámbito político electoral por más de dos décadas y esperan nuevamente recibir el respaldo de los electores para encaramarse en el poder.

Hay candidatos para todos los gustos, se menciona -con algo de exageración- que para la alcaldía de Latacunga existen decenas de aspirantes, unos con el respaldo de movimientos y partidos y otros al aire libre.

También se menciona que existen algunos aspirantes a la Prefectura de Cotopaxi, organismo seccional que ha estado administrado por el sector indígena desde hace más de una década; sería bueno una evaluación.

Entonces por candidatos no va a faltar, unos con un perfil importante, otros políticos profesionales que han estado en uno y otro lado, en la mayoría de los casos ejerciendo algunos cargos a través de la política.

También existen aspirantes con buenos perfiles, mujeres y hombres con magníficas cualidades, que han demostrado conocimiento, seguridad, carácter y una amplia visión para mirar la realidad.

Para la administración de la ciudad no es conveniente que existan muchos candidatos porque la división se agudiza y quedarán heridas difíciles de llenar; además hay que luchar por una verdadera unidad, lejos de demagogia.

Y los electores lo que necesitamos es que nos presenten propuestas, planes, proyectos para saber el futuro que tendrá esta ciudad, que ha estado relegada en las últimas décadas y se ha sentido un estancamiento manifiesto.

Tampoco hay que olvidar que el progreso y desarrollo no viene con el nuevo alcalde, hay que juntar voluntades, hay que juntar instituciones, hay que juntar autoridades y al pueblo y diseñar proyectos a largo plazo para que el desarrollo sea una realidad.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 3 =