Jueces

De acuerdo a las normas establecidas en las disposiciones contempladas en las leyes, luego de que el expresidente prófugo en Bélgica señalaba y luego lo consiguió -“meter la mano en la justicia”-, se debe realizar la selección de nuevos jueces para la Corte Nacional de Justicia.

   %

Según la leyes, cada cierto tiempo hay que realizar la renovación parcial de jueces de la máxima instancia de la justicia en el Ecuador, en esta ocasión hay que realizar la designación de 16 nuevos magistrados y así cumplir las disposiciones contempladas en las leyes.

   %

Para el efecto es necesario llevar adelante un concurso de jueces; este evento, en el caso que nos ocupa, se inició hace ya varios meses y ha debido sortear una serie de “problemas” e “inconvenientes” que han merecido críticas internas y externas.

   %

Lo que los ecuatorianos demandamos es que este proceso de  selección, este concurso de conocimientos, méritos y oposición se lleve delante de manera transparente, para no dejar ninguna duda de la idoneidad de  quienes van a integrar la Corte Nacional de Justicia.

   %

Se trata, según comentan expertos y conocedores del tema, de un acontecimiento en el poder judicial de nuestro país, están en juego 16 plazas que deberán ser ocupadas por personas  con amplios conocimientos, con experiencia y especialmente con total idoneidad.

   %

Deben ser profesionales del Derecho con enormes condiciones, con conocimientos de los más diversos temas, justos, equitativos, ejemplo de comportamiento, honrados, dignos y probos; es lo menos que nos pueden demostrar para que haya prestigio en la Corte Nacional.

   %

Sin embargo, las cosas no son como deberían ser, tratándose de un concurso para jueces; los procesos se han venido cumpliendo superando una serie de inconvenientes; se ha señalado -como pretexto- que las ayudas tecnológicas, las plataformas y demás elementos han tenido algunas fallas.

   %

Se ha mencionado que existen algunos retrasos en los pasos que se deben cumplir, que hay reclamos y solicitudes de recalificación y los participantes han exigido explicaciones sobre varios temas, lo que determina que el concurso no  está siendo lo transparente que todos esperamos.

   %

Se menciona, por parte de algunos abogados en libre ejercicio y de algunos participantes, que no han sido calificados con justicia, que el concurso se encuentra viciado de nulidad, a tal punto que el representante de la Comisión Nacional Anticorrupción que constaba como veedor, ha dado un paso al costado, por falta de garantías.

   %

Y lo ha hecho precisamente porque se ha dado cuenta de que hay algunas “fallas”, que hay cuestiones que deberán ser explicadas a su debido tiempo, para hacerle saber al país algunas novedades en las diferentes fases que se vienen cumpliendo.

   %

Al respecto de este concurso se ha mencionado, por citar el tema de las últimas calificaciones de los méritos, cuya puntuación máxima es de 25 puntos, que algunos aspirantes no alcanzaron ni un punto y así aspiran a  ser jueces de la Corte Nacional.

   %

En este concurso hay cada vez un mayor número de voces que señalan que debe ser declarado desierto, que el nuevo régimen debería realizar el concurso de selección de los nuevos jueces. Si existen denuncias de ilegalidades y falta de transparencia, lo lógico es no seguir en este tema y declararlo desierto. O será que hay muchos intereses ocultos …(O)