Candidatos

De acuerdo al calendario establecido por el Consejo Nacional Electoral, se iniciaron las inscripciones para las elecciones del próximo mes de febrero de 2021, en las que se elegirán presidente, asambleístas nacionales, provinciales y a los parlamentarios andinos.

   %

Según los sondeos de opinión y las encuestas realizadas por diversos sectores, tres de los miembros del Consejo Nacional Electoral -que hacen la mayoría- tienen un muy bajo nivel de credibilidad, lo que preocupa a los involucrados en las elecciones y a la población en general.

  %

En el Ecuador, de acuerdo a la Constitución y al  Código de la Democracia, las organizaciones políticas legalmente reconocidas deben realizar un procedimiento interno para designar a los precandidatos a las diversas dignidades, designaciones que se conocen además como primarias.

   %

Los nominados debieron registrar sus precandidaturas en el CNE y en las  delegaciones provinciales y luego ratificar esas candidaturas que podrán participar en el proceso electoral, cumpliendo todos los requisitos, iniciándose por la campaña electoral.

   %

En cumplimiento de  estas normas, muchos candidatos ha entregado la documentación requerida, en el caso del registro de las precandidaturas debieron haberlo hecho de manera presencial para quedar habilitados, caso contrario quedarán fuera del proceso.

   %

Cuando se habla de los candidatos  a la Asamblea Nacional, se escucha una serie de comentarios respecto de esa función del Estado que ha caído a los más mínimos niveles de credibilidad; debe ser la Asamblea que ha logado el menor grado de aceptación en la población, en la historia de ese poder del Estado.

   %

Todo ello tiene que ver con los más diversos escándalos producidos por parte de sus miembros,  los diezmos, los actos de corrupción en las obras públicas, como el “famoso” hospital de Pedernales; acciones reñidas con la Ley en caso de sobornos y mucho más.

   %

Por esta razón se habla de que más de 60 asambleístas se encuentran involucrados en actos reñidos con las normas legales y deben ser investigados y juzgados, de ser del caso, y limpiar esa función que ha dado el más grande mal ejemplo a la comunidad ecuatoriana.

   %

Ante esta realidad -que es comentada por la comunidad- se exige que los partidos políticos y sus dirigentes nominen a personas debidamente preparadas, con estudios superiores y con conocimientos especiales para que desarrollen a cabalidad su función.

   %

Sin embargo, los mismos dirigentes de partidos y movimientos que en público critican a los nominados son quienes al interior de sus organizaciones aceptan que consten en las papeletas personas poco preparadas, magníficos miembros de la farándula nacional, sin mayor preparación académica, pero ampliamente conocidos por sus cualidades artísticas o deportivas.

   %

Así las cosas queda claro que son los dirigentes de los partidos políticos quienes se  desconectan de la población y prefieren gente conocida sin ninguna formación académica, que a ciudadanos debidamente preparados con criterio, investigadores, profesionales con grandes capacidades.

   %

Así las cosas, salvo el pronunciamiento serio y responsable de la comunidad, a la próxima Asamblea no se le espera una actividad muy positiva, no está lejos de suceder que sea igual o peor a la  actual, lo que sería un duro golpe a la democracia y a la elaboración de verdaderas leyes que necesita el Ecuador. Esta situación debe merecer nuestro rechazo, queremos buenos dignatarios, probados al máximo en función de los demás.(O)