Hay días y días en el calendario de las conmemoraciones, en el calendario de las celebraciones y del recuerdo de días especiales que aspiran crear conciencia en la comunidad en general.

Uno de los más graves problemas que tiene actualmente la humanidad es la ingesta de alcohol, el consumo de drogas y especialmente el consumo del cigarrillo como una droga social.

Son miles y miles de personas que anualmente mueren por el consumo del tabaco; hay excesos que se registran de personas que fuman dos o tres cajetillas diarias, una barbaridad.

En este marco la Organización Mundial de la Salud efectuó la jornada mundial sin tabaco y estableciendo el 31 de mayo como el Día Mundial sin Tabaco para cumplir con lo dispuesto en el año 1988.

La Organización Mundial de la Salud, con esta determinación hizo diversos llamamientos a todos los gobiernos, empresarios, sindicatos, centros educativos, sectores administrativos, oficinas públicas y privadas a fin de lograr que en 24 horas ningún ser humano encienda un tabaco, cigarrillos, pipas y más.

La Organización Mundial de la Salud realiza desde 1988 campañas antihumo, destacando los peligros que llevan los fumadores pasivos, el humo del cigarrillo es contaminante que produce daños a las personas que trabajan junto a los fumadores.

La recordación del Día Mundial sin Tabaco ha beneficiado en todas partes, especialmente en 1992, cuando se estableció el año de la salud de los trabajadores; logrando que muchas personas dejen el tabaco por horas, días y más.

La población trabajadora, según la Organización Mundial de la Salud “es un grupo muy vulnerable a los riesgos ocupacionales y a los peligros del tabaquismo en los lugares de trabajo”; esta realidad debe se entendida por dirigentes y líderes sindicales.

La acción de la OMS manifiesta que los gobiernos y las autoridades privadas continúan fortaleciendo los mecanismos más útiles y normas que han conseguido mejorar el consumo de tabaco.

Sobre este importante tema para los seres humanos no faltan las informaciones adecuadas a los funcionarios de oficinas y a trabajadores comprometiéndoles a que observen las responsabilidades del caso.

La Organización Mundial de la Salud debe recomendar a todos los gobiernos disminuyan la publicidad que a través de varios medios de información impacta y estimula diariamente al consumo de hombres y mujeres.

Este es un tema muy complejo; es un asunto que involucra a toda la comunidad; no son solamente las organizaciones de la Salud, es el sistema educativo, es el hogar, es la empresa pública y privada, son los sitios de diversión, en fin todos tenemos que ver para bajar el consumo del tabaco, usted haga la prueba hoy.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − trece =