Es compleja la administración de una institución, de una empresa, de un grupo humano en los más diversos campos; se necesitan mínimos conocimientos de manejo de personal, de administración y otros aspectos.


Los administradores, los dirigentes, los llamados a guiar una institución, un conglomerado humano, deben tener ciertos conocimientos además de determinadas cualidades para cumplir ciertos objetivos.


En nuestro medio -lamentablemente- la cuestión no es fácil, muchas personas han señalado, en algunos casos por experiencia propia, que es difícil dirigir o administrar la ciudad, una institución, especialmente pública o ciertos grupos humanos.


Lo que viene siendo preocupante, pues se necesita de gran liderazgo, que quien se encuentre al frente debe -necesariamente- dar ejemplo a la comunidad en general y ese ejemplo permitirles canalizar acciones y obras.


Hace algunas semanas se hizo público un proyecto por el cual se realizaría el soterramiento de los ecotachos de basura, especialmente en el centro de la ciudad; el contratista -muy diligente y conocedor- hizo una demostración de esta obra.


La gente -como es lógico- comentó favorablemente esta actividad; que este proyecto se haga realidad y se encamine a convertirse en un ejemplo para otras ciudades del país, además de la disposición al asesoramiento.


La empresa contratada, orgullosamente latacungueña, está demostrando sus capacidades, su profesionalismo y está cumpliendo exactamente con lo que señala el contrato, la instalación de las islas ecológicas es un gran acierto.


El contratista y la obra en general debe merecer todo el respaldo de las autoridades municipales y de la comunidad en general, pues es una obra de gran beneficio a la ciudad, además de dejar una imagen de adelanto.


Pero lamentablemente las cosas no son como piensa la mayoría, que una obra de esta naturaleza va a recibir todo el respaldo de la población ¡No señores! Hay personas que no están dejando que se instalen estas islas en determinados sectores, especialmente sobre la avenida Amazonas, que ahora mismo está siendo sometida a varios trabajos.


Aunque usted no lo crea, hay personas que no solamente se han negado a que se ubiquen esas islas ecológicas, sino que han amenazado con presentar una acción de protección o cosas por el estilo; hablan inclusive de juicios.


Una vez más los intereses particulares por sobre los intereses de la ciudad. Es hora de aplicar el liderazgo del que estamos hablando y hacer cumplir las disposiciones emanadas desde la Municipalidad, desde los administradores de la ciudad.


No es el hecho de salir corriendo a la primera de bastos. Es el hecho de hacer cumplir el proyecto como está planificado y quien no quiere debe ser sancionado, pues se está yendo por sobre los intereses de la ciudad. Señores, hay que actuar si es necesario con mano dura contra esos malos vecinos que seguramente no le sienten a la ciudad y su adelanto.(O)