Estudios

Uno de los temas que más críticas ha tenido en los últimos meses es el asunto relacionado a los semáforos que se instalaron en el centro de la ciudad; para el efecto se mencionaba, por parte de las autoridades, la realización de los estudios.


El GAD Municipal de Latacunga contrató una empresa para que realice los estudios y la colocación de los semáforos, se entiende que realizados los estudios se analizaron muchos aspectos sobre este tema y la movilidad.


En los estudios debieron haber analizado el número de vehículos que circulan diariamente por el centro de la urbe, deben haber analizado que en pocos meses los estudiantes volvían a sus estudios presenciales.


Debieron haber analizado el incremento del parque automotor en la ciudad, debieron haber analizado que nuestro Centro Histórico tiene calles estrechas que es su verdadera característica y hay que acomodarse a esos espacios.


En los estudios debieron haber analizado que en Latacunga se ha incrementado el número de motocicletas y otros vehículos que circulan diariamente, debieron haber realizado el estudio sobre las horas pico y demás.


Ustedes se han de acordar que cuando se habló de la instalación de los nuevos semáforos, se dijo, sin ningún rubor, que eran semáforos inteligentes y cuando “veían” que había una larga cola de vehículos, cambiaba el color del semáforo.


Esta explicación tan estrambótica nadie se lo creyó y ahí están los resultados, la “invasión” de semáforos en el centro de la ciudad no ha dado los resultados que nos ofrecieron, son elementos que afectan la movilidad en general.


Pasan las semanas y los meses y como los semáforos inteligentes no funcionan, seguramente les falta sardina, ahora se habla de algunas reubicaciones y nuevos estudios; entonces la gente comenta y los estudios que tanto nos hablaron.


Se ha creado la Empresa Pública de Movilidad de Latacunga y su flamante director ha solicitado los estudios en los que se basaron para la colocación de los semáforos y su respectiva operación para mejorar la movilidad y evitar el caos.


Según el funcionario de Movilidad no se descarta la reubicación de este sistema en otro sector de la ciudad, lo que en buenas palabras quiere decir que los estudios no sirvieron para nada y el proyecto no ha servido a la ciudad.


Antes se buscará mejorar la operatividad de los semáforos en cuanto a tiempo y sincronización, para lo que se ejecutará un nuevo estudio, para establecer los sectores que actualmente presentan inconvenientes.


Y que dice la empresa que colocó lo semáforos, se debería exigirle que cumpla a cabalidad con el contrato; o será que instaló y se fue luego de haber recibido casi un millón de dólares, según los comentarios que se escuchan en diversos sectores. (O)