En los organismos seccionales y en todas las instituciones públicas y privadas, para poder ejercer sus funciones tienen que basarse en asuntos de carácter legal, a través de estatutos, reglamentos, personería jurídica, acuerdos y demás.

Para una mejor administración se hacen necesarias, en el caso de los organismos seccionales, las ordenanzas a fin de establecer claramente las normas que se deben cumplir en determinado sector, en determinado servicio o en la administración en general.

Quienes no cumplen con las normas establecidas, quienes infringen las disposiciones establecidas, es decir, los estatutos, el organigrama, las ordenanzas, los acuerdos, los reglamentos, son sancionados de acuerdo a lo que señalan las normas.

En cuanto a la administración pública, quienes no cumplen las disposiciones de la Ley y las normas secundarias son sancionados según lo establece las leyes, esas sanciones pueden ser civiles o penales.

Cuando se trata de colectivos o corporaciones, la responsabilidad es del representante legal, del administrador y de quienes aprobaron las normas establecidas; entonces son ellos los que deben dar ejemplo.

Las cosas son más críticas cuando se trata de tasas, impuestos, contribuciones o situaciones que tiene que ver con recursos económicos, con recaudaciones de la población en general.

En esos casos la situación es más delicada, cuando no se actúa de acuerdo a la Ley, viene la fiscalización y se determinan responsabilidades penales, los acusantes deben justificar y caso contrario son sancionados según la norma imperante en ese momento.

Se ha informado, hace varios días, que la ordenanza de administración del cementerio a cargo de la Municipalidad, fue aprobada en segundo y definitivo debate el año 2015, se entiende que bajo las normas establecidas.

Aprobada la ordenanza y sin que se verifique su publicación en el Registro Oficial, se comenzaron a cobrar las respectivas tasas a los usuarios que arriendan los nichos y mantenimiento para los nichos a perpetuidad.

Han pasado más de tres años y nos venimos a enterar que recién el pasado 10 de abril de 2018, la referida ordenanza fue publicada en el Registro Oficial, situación preocupante pues desde hace tres años se cobran las tasas.

Cuando se tratan de estas cuestiones delicadas, nadie quiere hablar, al respecto, se ha solicitado el criterio del Procurador Síndico quien ha señalado que no va a dar ninguna versión sobre el tema.

Mientras tanto, el Alcalde hace varias semanas, ofreció presentar algunas reformas a la Ordenanza del cementerio, pero no lo ha hecho; por su parte el responsable de Servicios Públicos ha expresado que se pronunciará en los próximos días. Así las cosas, nos preguntamos y si hemos estado pagando de forma incorrecta?(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 − 2 =