Uno de los hechos más importantes en la vida de nuestro país y de algunas ciudades, es el reconocimiento que han hecho de ellas organismos internacionales y mundiales, en base a muchos aspectos humanos y físicos.


El Ecuador tiene la enorme satisfacción de contar con dos ciudades y una provincia que fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad, este valor agregado a nivel mundial, nos pone en mejor situación que otros lugares.


No olvidemos que el Ecuador tiene varias ciudades y lugares que han sido declaradas como Patrimonio Cultural del Estado; además de hechos, costumbres y fiestas que son Patrimonio Inmaterial del Estado.


Todo esto nos demuestra que el Ecuador se encuentra en una situación inmejorable frente a otros lugares de nuestro continente y del planeta en general; situación que debe ser aprovechada y explotada adecuadamente.


Algunos entendidos han manifestado, conociendo nuestro país, que el Ecuador “tranquilamente podría vivir exclusivamente del turismo en general”; turismo urbano, rural; turismo ambiental, marino, cultural, histórico, comunitario y otros.


Hablando de estas ventajas que ofrece el Ecuador, queda decir claramente que seguimos ahogándonos en la burocracia, en papeles, en discursos y nada más; no hay acciones concretas de parte del Estado y otros sectores.


Nadie puede negar que sectores privados le han apostado al turismo desde hace décadas; en esas épocas mucha gente creía que estaban ‘locos’, que el turismo no puede convertirse en fuente de ingresos y peor aún en una actividad de provecho y trascendencia para el país.


En los últimos años, nuestra capital Quito y otras ciudades del Ecuador han sido merecedoras de muchos premios internacionales en el campo del turismo y no han ganado en una ocasión, se han repetido varios premios mundiales.


Esta es la demostración más clara de lo que es el país y su gente que mucho tiene que ver en la administración turística; el ecuatoriano por lo general es amable, atento, preocupado y sabe respetar a quienes llegan de otros lugares. Es un punto a favor.


Hablando de turismo debemos hablar también de nuestro patrimonio cultural e histórico que debe ser mostrado a los visitantes y en este marco el Ecuador tiene mucho que mostrar al mundo.


Precisamente hoy se recuerda el Día Internacional del Patrimonio Cultural, por cuanto Quito fue reconocida por el Comité de Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura el 8 de septiembre de 1978.


Mientras tanto el Municipio de Quito, en la alcaldía de Paco Moncayo, resolvió declarar el 8 de septiembre el Día Internacional del Patrimonio Cultural por celebrarse el 8 de septiembre de todos los años, por la “gestión municipal lograda al rescatar, recuperar y conservar el patrimonio arquitectónico y monumental de la ciudad”.(O)