Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, fecha trascendente en la historia de los pueblos, pues esta es una celebración que se desarrolla en muchos países de nuestro planeta.

A pesar de todas las circunstancias que han rodeado el desarrollo de la mujer en sociedades patriarcales y machistas, ha sido cada vez más importantes; ha sido una lucha desigual, pero ha dado y va dando sus frutos.

La mujer ya no es vista únicamente como el ser humano marcado para estar en la casa, cuidar a sus hijos, cuidar a su esposo y buscar los elementos más importantes para complacer las necesidades del hogar.

Las mujeres, desde inicios del siglo XX realizaron una serie de actividades y de protestas para hacer escuchar su voz, para exigir la igualdad y equidad de género, fuente a una sociedad machista que construía muros para evitar el avance de las mujeres.

Sorteando todo tipo de obstáculos, las mujeres siempre van en busca de mejores días, buscando igualdad, justicia, paz y desarrollo; es una lucha permanente a pesar que se han abierto algunas ventanas por las que entra la luz de la equidad de género y de la igualdad.

Ese crecimiento ha dado sus frutos en la mayoría de países; mientras en otros las costumbres y el dogma siguen imponiéndose, negando a las mujeres los derechos que tienen de buscar mejores días para su desarrollo y apertura en la sociedad.

En este día se celebración debemos hacer el compromiso de aportar de alguna manera para que se logre el verdadero sentido de justicia y equidad de género para con las mujeres que se merecen por todo lo que han hecho en el marco de la historia de la humanidad.

Es una lucha desigual, es una lucha en contra de viejos principios, de viejos dogmas y de viejas costumbres. La mujer en la actualidad está preparada, en su gran mayoría, para asumir las más diversas funciones.

A pesar de las circunstancias, a pesar de las barreras, la mujer sigue firme con la frente en alto buscando los caminos que le conduzcan a los espacios más importantes que por décadas han estado destinados a los hombres.

La lucha es desigual porque en estas sociedades machistas hay hombres que se creen dueños de la vida de las mujeres, de sus mujeres, de sus esposas, de sus compañeras y demás, a las que llegan a agredirle hasta causarles la muerte.

El femicidio es un mal que se van incrementando en la sociedad, contra ese mal debemos luchar permanentemente entregando a la mujer los mejores espacios de seguridad para que puedan seguir desarrollándose y aportando a la comunidad en general.

Nuestro homenaje a las mujeres en este y en todos los días. Nuestra admiración y respeto a las mujeres, a todas las mujeres que diariamente emprenden un nuevo camino lleno de obstáculos para encontrar la equidad de género, la justicia y la admiración que se merecen por siempre.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here