Reflexión.

Faltan pocas horas para que se realice en nuestro país uno de los eventos cívico-políticos más importante de las últimas décadas, cuando el domingo se cumple el proceso electoral para elegir al nuevo presidente de los ecuatorianos.

   %

Proceso electoral que nos pone de cara al futuro del Ecuador en medio de una época marcada por una serie de hechos y acontecimientos que han cambiado la vida de nuestro país y de todos los países de nuestro planeta Tierra, que sienten temor, miedo, angustia y desesperación.

   %

Este proceso electoral es consecuencia de las elecciones del pasado 7 de febrero, cuando 16 aspirantes a la primera magistratura se enfrentaron, de los cuales dos pasaron a la segunda vuelta y el balotaje se cumplirá el domingo desde las 07:00.

   %

El proceso electoral de la primera vuelta se polarizó entre dos candidatos, los que pasaron a la segunda vuelta, además de otros dos candidatos que lograron el tercero y cuarto lugar. El candidato que llegó  en el tercer lugar impugnó algunos resultados.

   %

Hoy y mañana son días de reflexión a horas del proceso electoral, los ecuatorianos responsables con el destino de nuestro país, analizarán profundamente las circunstancias para definir su voto el momento de encontrarse frente a la papeleta electoral.

   %

Hay ecuatorianos que han definido su voto; ecuatorianos que han valorado las condiciones y capacidades de los candidatos que se enfrentan en este proceso y han definido quién merece su respaldo, esos ciudadanos llegarán seguros a las juntas receptoras.

   %

 Mientras tanto existe un importante porcentaje de ecuatorianos que aún no han definido su voto, son quienes deben analizar en estas horas su posición, las capacidades de los aspirantes, sus propuestas y definir el voto democráticamente.

   %

Respecto de la votación, hay sectores que han planteado anular el voto como una alternativa democrática válida en este proceso electoral, tienen toda la libertad para hacerlo, además tendrán argumentos muy válidos para proceder de esa manera.

 %

Al respecto un “analista” señaló que no conoce un país democrático en nuestro planeta en el que haya gobernado el voto nulo; de todas maneras es parte del juego democrático que vivimos y aspiramos reforzar la democracia en el marco de la justicia y la libertad.

   %

Los candidatos finalistas han recorrido el país realizando varias propuestas, ratificando sus principios de la primera vuelta, además han hecho ofertas de todo tipo, muchas de ellas sabiendo que no podrán cumplirlas, pero en política todo vale.

   %

El domingo no es una elección más para la presidencia de la República; la experiencia de los últimos años nos dice que nos estamos jugando el futuro del Ecuador; salir de la crisis, estabilizar la economía y buscar el bienestar de la gran mayoría de ecuatorianos.

   %

Son horas de reflexión, son momentos de análisis y de un hecho responsable que no podemos desperdiciar; además debemos demostrar que los ecuatorianos ratificamos que queremos vivir en democracia y una de los pilares de la democracia es el proceso electoral.(O)