Obras mal hechas

El pasado domingo en horas de la tarde, en casi todos los sectores de la ciudad, cayó un aguacero que causó estragos en algunos lugares de la urbe, ante los cuales los comentarios no se hicieron esperar, especialmente entre los moradores afectados.

   %

Una de las responsabilidades de los administradores de las ciudades es la de dotar de las obras de interés social, para que los moradores puedan vivir satisfactoriamente, además de satisfacer las necesidades básicas de la colectividad.

   %

Esas acciones positivas determinan la calidad de los administradores que llegan a esas funciones luego de un proceso electoral, en cuya campaña ofrecen “el oro y el moro” para alcanzar los votos que les permitan llegar a su objetivo.

   %

Una vez en el cumplimiento de sus funciones, para “trabajar por el pueblo y para el pueblo”, poco a poco se van olvidando de las obras ofrecidas y en algunos casos tienen la “valentía” de decir, sin empacho, que no podrán cumplir con determinada obra ofrecida. Así de fácil.

   %

Cuando esas obras no se cumplen y se dedican a realizar otras obras de carácter clientelar, una canchita por aquí, un adoquinado pequeño por acá, las cosas se ponen color de hormiga y se demuestra claramente el carácter populista del administrador.

   %

 A esta situación se suman además las funciones de los concejales, quienes -a la hora de la verdad-  no ejercen su función fiscalizadora, obligación contemplada en la norma legal; hacen denuncias y denuncias verbales, pero nunca esas denuncias llegan a la Fiscalía para su investigación.

   %

No hay que desconocer, sin embargo, que sí ha habido algunos concejales -unos pocos- que han hecho denuncias en la Fiscalía y en la Contraloría y de ahí no se ha pasado, pues no se conocen los resultados de esas investigaciones.

   %

De todas formas se puede asegurar que en algunos informes presentados por la Contraloría General del Estado se establecen responsabilidades civiles y penales en algunos casos de denuncias, al respecto la justicia no ha actuado con la celeridad del caso.

   %

Bueno, sea como sea, la verdad es que en las diversas administraciones -unas más otras menos- hay obras que se han ejecutado sin la debida planificación, sin el debido soporte para realmente solucionar los problemas que desde hace muchos años vive la población de determinados sectores.

   %

Con las últimas lluvias, nuevamente salieron a flote los problemas, los colectores que fueron construidos con bombos y platillos en la administración anterior, “no sirven para maldita la cosa”, dijo un perjudicado; obras de mala calidad, construidas para salir del paso,  nada más.

   %

Los colectores no han funcionado como se dijo cuando fueron construidos, no tienen la capacidad para recolectar las aguas de una fuerte lluvia; el problema no solamente es en San Felipe, sino en otros lugares como San Carlos y más.

   %

Una fuerte lluvia caída en la ciudad desnuda, en pocos minutos, lo que se ha hecho de manera populista y demagógica, con obras de pésima condición, obras mal hechas; y ahora quién responde por esta burla de la que ha sido objeto un amplio sector de nuestro pueblo. Y  quién responde por los millones de dólares gastados. (O)