Nos llega

La corrupción se ha extendido en casi todo el país, de las más diversas formas y maneras para llevarse el dinero de los ecuatorianos en plena emergencia sanitaria y en medio de una de las más grandes crisis del país en materia económica y sanitaria.

  %

Este grave mal parecía que se había instalado solo en esferas que tenían que ver con altos funcionarios del gobierno, con ejecutivos de grandes empresas e instituciones públicas, pero la verdad ha sido distinta, ese grave mal está en todo nuestro territorio.

   %

Y no solamente es el caso de los hechos delictivos denunciados e investigados, también tiene que ver con la  actuación de determinados jueces que han sido cuestionados por no actuar de acuerdo a derecho y lo hacen para beneficiar a los que cometen los delitos.

   %

Y cuando hablamos de  esta situación, de la justicia, tenemos que decir -en honor a la verdad- que en nuestra función judicial, en el foro, existen profesionales del Derecho con grandes capacidades y honestidad, como también existen jueces que cumplen de acuerdo a la Ley, alejándose de oscuros intereses particulares o de grupos.

   %

Pero la corrupción no solamente llegó a los grandes organismos seccionales del Ecuador, también se ha involucrado en organismos seccionales llamados pequeños, cantones con muchas  debilidades, con un número de habitantes relativamente pequeño, pero que también tienen la presencia de la corrupción

   %

La corrupción no sabe de organismos seccionales o instituciones del Estado grandes o pequeños, lo que sabe es que en todos ellos pueden hacer negocios, compras dolosas para festinarse los recursos de los ecuatorianos que no salimos de un gran estupor.

   %

Los alcaldes y prefectos de organismos seccionales se encuentran en la mira de las  autoridades, especialmente de la Fiscalía General del Estado, que viene realizando una importante actividad para descubrir a los delincuentes de cuello blanco.

   %

Y las cosas se vuelven más graves cuando se habla de acciones delincuenciales que podrían haberse cumplido en nuestros organismos seccionales, en uno de  ellos se ha separado a seis o siete funcionarios por haber incumplido las normas legales.

   %

Se habla de que se ha realizado una serie  de compras y adquisiciones para enfrentar esta pandemia, de tal manera que llama la  atención que se adquiera material de aseo a una empresa que vende mermeladas; que adquieren productos de aseo a una empresa que vende computadoras.

   %

Esto ya llama la atención de las  autoridades y de  la población en general, una confitería vendiendo productos  de aseo, alimentación o de prevención; las adquisiciones entonces, son acciones que han desnudado los vicios de ciertas personas a la que no les importa el dolor ajeno.

   %

Se habla de negociados de amigos de determinada autoridad, se habla de que el número de teléfono de determina autoridad es posiblemente el mismo que el de la empresa que realizará una venta a un organismo seccional, lo que ha sido motivo de denuncias públicas.

   %

Y para concluir este primer capítulo de esta larga novela de misterio, de hechos dolosos y de personas inocentes, se habla de una resolución que estaría por tomar el Concejo de Latacunga sobre un servicio público de revisión vehicular. Y para despedirnos, una jueza de Cotopaxi dejando en libertad a uno de los delincuentes más peligrosos del Ecuador. Definitivamente ya estamos contagiados de la pandemia de la delincuencia y la corrupción.(O)