En todas las instituciones y organismos públicos y privados los objetivos son importantes y su cumplimiento son hacer realidad muchos sueños de sus integrantes y de la comunidad en general, es cumplir los anhelos y necesidades.

Más aún en los organismos del estado se espera que se cumplan los objetivos, especialmente aquellos que tienen que ver con el mejoramiento del nivel de vida de sus integrantes y de la comunidad en general.

Siempre se hacen necesarias obras para satisfacer las necesidades de la comunidad, la demanda de obras es superior a los recursos que se cuentan para esos objetivos; entonces, hay que priorizar para cumplir con la mayoría.

Esas obras deben estar debidamente programadas y planificadas y en este campo deben contar con los respectivos recursos que están constando en los respectivos presupuestos, por lo que hay que segur los trámites necesarios.

Además es importante hacer conocer a la comunidad o refrescar su memoria sobre lo planificado, sobre lo ofrecido en un proceso electoral o en un evento de carácter cívico; es decir es enterar al conglomerado de lo que se debe hacer.

En el campo de los organismos seccionales, los candidatos a Alcalde, Prefecto, Concejales, miembros de las juntas parroquiales, deben presentar su Plan de Trabajo ante el organismo electoral, es una disposición de la Ley.

En la mayoría de los casos esos planes de trabajo no son conocidos por la mayoría de la población o de los electores, muchas veces son solamente planes y programas que quedan ahí archivados en un espacio muy pequeño.

Cuando se debe realizar una obra, que en algunos casos consta en el Plan de Trabajo, hay que informar a la comunidad, hay que sociabilizar, para que el mandante también opine como disponen las normas establecidas.

Esa sociabilización debe estar encaminada especialmente al sector poblacional que será beneficiario de la obra, si hay que hacer algunos cambio o replanificar hay que hacerlo para que las cosas marchen de mejor manera.

Pero de eso a que una obra en una ciudad, divida a la población, estamos hablando de cosas mayores, estamos hablando de una falta de empoderamiento por la ciudad, pues nunca una minoría puede estar por sobre una mayoría.

Y concretamente hay que evitar en lo posible que una obra que se entiende es de beneficio para la colectividad, sea motivo de división. Siempre hay que pensar en la ciudad en la mayoría de sus miembros y no en determinado minúsculo grupo que tiene criterios contrarios.

Hasta para la ejecución de obras, en lo posible, hay que buscar consensos, hay que buscar la unidad y si esas acciones no da resultado hay que satisfacer las necesidades de los que necesitan y de la mayoría de la población; evitando por todos los medios una división o un enfrentamiento. Debemos unirnos y actuar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + once =