Como es de conocimiento de la mayoría de la población, la Organización de Naciones Unidas, ONU, tiene varios organismos que cumplen diversas funciones para conocer las actividades de sus países miembros y lograr una convivencia pacífica de modo general.

Entre esas actividades se realiza un Examen Periódico Universal, que en esta ocasión se realizó el pasado uno de mayo en la ciudad de Ginebra, sede de la ONU; en ese examen se hicieron 182 recomendaciones por parte de 83 Estados miembros.

El Gobierno ecuatoriano, a través de sus voceros y del propio presidente de la República, rechazó 19 de las 182 recomendaciones; el referido examen es un mecanismo del Consejo de Derechos Humanos por el que se evalúa a los Estados miembros.

Los resultados de ese proceso se conocieron  el pasado sábado 6 de mayo, durante la sesión de adopción del informe del Examen Periódico Universal; al respecto se realizaron algunos pronunciamientos de varios líderes de varios países, a favor y en contra.

De las recomendaciones 159 tuvieron el apoyo del Ecuador, cuyos representantes afirmaron que ya están implementadas o en proceso de implementación; mientras que la posición de 4 de ellas quedó diferida y deberán conocerse en la próxima reunión en septiembre próximo.

Las recomendaciones que no fueron  aceptadas por Ecuador tienen relación con el respeto pleno y la garantía de los derechos de libertad de expresión y asociación, referentes a la revisión de la Ley Orgánica de Comunicación y otras normas como el Decreto Ejecutivo 16 y 739, que resultan restrictivos para el ejercicio de los derechos; dice un documento hecho público.

Se habla además, en las recomendaciones, sobre la independencia de la justicia, con especial énfasis en la revisión de la figura de ‘error enexcusable’ para sancionar a jueces. Estas recomendaciones, en reiteradas ocasiones, han sido rechazadas por funcionarios del régimen.

La  embajadora de Ecuador en la ONU, María Fernanda Espinosa, cuestionó que el país ha recibido algunas recomendaciones sobre ciertos aspectos normativos o políticas públicas que “simplemente no existen o no corresponden a la realidad ecuatoriana”.

La funcionaria afirmó que “es de fundamental importancia asegurar que ese mecanismo mantenga su carácter constructivo, objetivo y no politizado, sin duda una de las formas de hacerlo es asegurando que las recomendaciones que realicen los Estados en el diálogo interactivo sean coherentes con las propias realidades internas y las buenas prácticas de los Estados que las proponen.

Solo así el Examen Periódico Universal podrá mantener su legitimidad y credibilidad; creemos fundamental -dice- mantener el objetivo principal del EPU como mecanismo en el que los países sean examinados bajo estándares de información objetiva y fidedigna”.

En este examen 36 recomendaciones corresponden exclusivamente al respecto y mejora de los derechos de libertad de expresión y asociación emitidas por países como Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Costa Rica,  Eslovaquia, España, Estonia,  Grecia, Holanda, Italia, México, Perú, entre otros.

Bajo estas  situaciones, los ecuatorianos -en su gran mayoría- se encuentran expectantes de lo que va a suceder en las próximas semanas cuando se posesione el nuevo presidente Lenín Moreno, quien ha manifestado su voluntad de diálogo, apertura, con las  manos abiertas y los brazos extendidos. (O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =