Hace varias semanas se decía que en pocos días una empresa de aviación comenzaría a operar desde el Aeropuerto Cotopaxi, luego de la salida de la empresa Cargolux que por varios años volaba desde nuestra ciudad.

Con esas declaraciones de la nueva empresa nos querían contentar; nos querían hacer creer que se va una empresa y llega otra y todo calidad, cuando la verdad está muy, pero muy lejos y seguimos siendo engañados.

Han pasado varias semanas y meses y no aparece por ninguna parte la nueva empresa de aviación que se decía va a volar o va a operar desde nuestro aeropuerto; nos dijeron que ya mismo y cada día estamos más lejos de concretarlo.

Entonces nuevamente nos hacen pensar que el asunto del aeropuerto es una piedra en el zapato para nuestras autoridades, que parece están perdidas en cuanto a los trámites que deben hacer para lograr una verdadera operación del aeropuerto.

Que nuestro aeropuerto es uno de los mejores del país, que tiene la pista más larga, que la visibilidad es impresionante, que se puede aterrizar todos los días del año; qué lindas ventajas para seducir a cualquiera.

A la hora de la verdad a los directivos de organismos y empresas que tienen que ver con el asunto de la aviación parece que no les interesa mayormente y nadie dice nada. Ninguno de ellos habla sobre las bondades.

Entonces, nos atrevemos a decir que lo que falta es gestión, que no es asunto de reunirse y reunirse entre nosotros, parece que lo importante es hacerlo con ejecutivos y funcionarios en otras partes.

A los ejecutivos de las empresas de aviación que operan desde Quito o Guayaquil hay que ir a decirles sobre las bondades de nuestro aeropuerto, hay que ir a convencerlos, hay que ir a venderles estas bondades.

Aquí, reuniéndonos cada vez que nos acordamos, no sacamos nada. No es esa la estrategia, algunos ciudadanos y especialmente los contertulios del parque creen que hay que hacer gestiones fuera de la ciudad y de la provincia; internamente todos sabemos.

Pasan y pasan las semanas y los meses y el aeropuerto de Cotopaxi está completamente subutilizado, aunque alguna autoridad de tercer nivel diga que está en plena operación, así será para un pequeño sector.

Entonces no hablemos en el discurso, en las intervenciones por las fiestas de la ciudad sobre la unidad. La unidad se demuestra en acciones conjuntas a favor de la población en general en temas como el aeropuerto.

Pasan y pasan los días y nuestro aeropuerto ha quedado abandonado, la inversión no ha servido mayormente. Todos, encabezados por las autoridades debemos apropiarnos de este tema y buscar el camino más adecuado a través de un verdadero liderazgo.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − cuatro =