Resulta que ahora hay un gran número de personas, de algunos funcionarios públicos de hace algún tiempo y de un buen número de adherentes a los verdeflex, que no han sido de la Revolución Ciudadana.

Ahora resulta que quienes defendieron la Ley de Comunicación, que defendieron la elección indefinida, que defendieron que el gobernante mantenga la hegemonía de las funciones del Estado, no eran partidarios del expresidente.

Ahora un buen número de ciudadanos señala que no fueron parte de Alianza PAIS, que no fueron adherentes, que fueron nominados para determinada función pública por sus méritos, no por otra cosa.

Lo que hay que rescatar es que en la actualidad son muy pocos políticos de vieja data y nuevos aspirantes a políticos que mantienen el respaldo al expresidente que vive en Bélgica, ellos lo defienden a capa y espada y tienen todo el derecho.

El titular de la Supercom, que ha sancionado a los medios de comunicación a diestra y siniestra, que ha multado a los medios de comunicación, según ha dicho de acuerdo a la Ley, ahora dice que no ha sido funcionario de Correa.

Entonces mis amigos los contertulios dicen que no entienden cómo actúan determinadas personas; al son que les tocan, que actúan en base a sus intereses y a los intereses de determinados grupos.

En nuestro medio una ciudadana fue designada Gobernadora de Cotopaxi, fue Jefa Política, recién fue designada presidenta de la Junta Electoral de Cotopaxi y removida a las pocas horas de su designación y dice que no ha sido del gobierno anterior.

Lo que quiere decir, según sus palabras, que en Alianza PAIS se designaba a gobernadores sin que sean parte de ese movimiento que estuvo en el poder por más de 10 años; designaban a quienes no eran parte de su movimiento.

O será que ahora un buen número de ciudadanos que estuvieron con el régimen se ha separado y quiere guardar las distancias o quiere alejarse de los anteriores para ser tomados en cuenta por los actuales.

Dice un refrán popular, ‘muerto el Rey, viva el rey’. Esa es la verdad. Quienes antes estuvieron ahora ya no quieren identificarse para poder acercarse a los del gobierno de turno, mientras otros guardan un cómplice silencio.

Lamentablemente, en un buen sector de nuestra sociedad no hay conciencia política, para un sector la política es el arte de gobernar, mientras que para otro amplio sector la política es el arte de acomodarse.

Lo que hay que respetar es a aquellos ciudadanos que se han mantenido en un partido político o movimiento por convicción, por conciencia política, porque saben demostrar que esa es su actitud política, respeto para aquellos que murieron en su Ley, en su partido político, aunque nunca hayan estado en el gobierno.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here