Una de las obras más esperadas por los latacungueños y cotopaxenses, ha sido, sin duda, la repotenciación del Hospital Provincial de Latacunga, obra que se ha demorado más de lo esperado que ha tenido una serie de problemas.

Al respecto, un distinguido contertulio del parque, decía que para qué preocuparse por esta obra si las demoras son normales en la gran mayoría de obras que se han ejecutado en el Ecuador.

Sin descontar, dice el contertulio, los problemas de los contratos, el incumplimiento, la ampliación de plazos y la elevación de los costos, pues los rubros de los contratos originales, quedan muy lejos de lo que en realidad se paga.

Esta obra, la repotenciación del Hospital Provincial de Latacunga, se ha demorado más de lo esperado. El primer contrato se realizó con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, luego se han realizado subcontratos, según se conoce.

Han habido una serie de incumplimientos de los plazos, contratistas que no cumplieron con lo establecido en los contratos y no se sabe o no se conoce sobre sanciones al respecto o alguna otra acción.

Mientras en la ciudad se han perdido millones y millones de dólares por no dejar ejecutar obras de conjuntos de viviendas, se ha permitido la ejecución de la repotenciación del Hospital Provincial de Latacunga, en plena zona de riesgo.

Cuando se trata de una obra del gobierno anterior, no importa que se encuentre en plena zona de riesgo, no importa es obra del régimen; mientras otras obras no se han dejado construir señalando que están en zona de riesgo.

Para nadie es desconocido que cuando se produzca un evento adverso, los hospitales, la Cruz Roja, los Bomberos y otras instituciones deben estar ubicadas en plena zona de seguridad para atender directamente a los afectados.

En nuestro caso las cosas son al revés, el Hospital Provincial que debería atender a los afectados por un evento adverso, llámese una posible erupción o un posible terremoto; si se produce un hecho de esa naturaleza, los primeros afectados serían los pacientes del hospital.

Esa es la realidad aunque ahora nos vengan con justificaciones poco apegadas a la realidad. El hospital se encuentra en plena zona de riesgo o que nos diga lo contrario la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo.

El río Cutuchi se encuentra pocos metros y es el cauce por el que se deslizará el deslave, en caso de producirse una erupción, esa es la realidad, pero como son los mandamás, no importa que se encuentre en zona de riego.

El equipamiento lo han realizado a toda madre. En pocos días está listo el equipamiento y en los próximos días ya estará atendiendo este repotenciado hospital que se espera satisfaga las necesidades de la población en general.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 2 =