A pesar de tanta declaración; a pesar de tantas explicaciones: a pesar de tantos ofrecimientos y a pesar de tanta exigencia se conocieron por fin algunos nombres de personas involucradas en los actos de sobornos de la empresa Odebrecht.

Ante esta realidad todos, los políticos, de los gobiernos, los que apoyan al régimen, los adherentes, los de oposición y los que no son ni de los unos ni de los otros, se han manifestado respecto de este, que es el peor escándalo en la historia política de nuestro país.

Y claro, todos se expresaron condenando los actos de corrupción, los actos de soborno y demás, todos exigiendo que las investigaciones se realicen de forma inmediata en el país y en el exterior.

Los asambleístas del gobierno y los de oposición, los asambleístas que respaldan al régimen; los asambleístas ‘independientes’; los asambleístas que respaldan a la oposición, señalaron a voz en cuello que las investigaciones deben llegar hasta el fin.

Que las investigaciones deben llevarse hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga, esas fueron -textualmente- las palabras de varios asambleístas de gobiernos y de oposición, así como de políticos del régimen y de los otros, de independientes y demás.

Hasta las últimas consecuencias y caiga quien caiga, lo dijeron clarito los asambleístas del gobierno, así como ministros y otros altos funcionarios. Caiga quien caiga, necesitamos un baño de verdad y de sancionar a los culpables.

Las investigaciones hasta las últimas consecuencias. Uno de los acusados en los actos de sobornos de la empresa Odebrecht y que se manifiesta que ha recibido más de 10 millones de dólares es nada más ni nada menos que el tío del vicepresidente, Ricardo Rivera, que de paso nada tiene que ver con esta Pulga.

Este caballero, tío del vicepresidente de la República, sin ser funcionario público fue delegado por el vice para que represente al país en una reunión en la China, sí señores, así es. Y ahora vienen con el cuento de que no saben nada, que no han hablado con el tío.

Entonces, en la Asamblea y en el país en general se habla de llamar a declarar al vicepresidente para que informe lo que sabe y lo que no sabe, que se conozca la relación con el tiíto al que le delegó y ahora quiere desembarazarse de tremendo personaje.

Entonces las investigaciones deben ir hasta las últimas consecuencias y caiga quien caiga, por palo grueso que sea. Sin embargo, a la hora de la verdad los asambleístas del gobierno se pronunciaron en contra de que el vicepresidente sea llamado a la Asamblea. Caiga quien caiga fueron solo palabras.

Las investigaciones hasta las últimas consecuencias y caiga quien caiga. El propio vice ha señalado que si es llamado acudirá a la asamblea para contestar las preguntas de los miembros de la Comisión de Fiscalización o en el pleno. A la hora de la verdad nada de nada.

Entonces comienzan las decepciones, comienzan las preocupaciones, comienzan las dudas. Se va a investigar hasta las últimas consecuencias, ¿será hasta que caiga quien caiga?, no señores. Mejor un juicio político al Contralor General del Estado, que ha viajado a Miami a participar en el bautizo del nieto de  Pedro Delgado.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 2 =