– Francisco Xavier Rocha Romero (54 años), es el flamante Director Ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep). Hijo auténtico de esta tierra de Tacunga, el ‘pugzhin’ de la familia Rocha-Romero. A sus padres Pedro Rafael y María Leonilde les admiramos por haber procreado baluartes en la sociedad ecuatoriana. Francisco fue estudiante del Colegio Vicente León, y desde esas aulas dio muestras de pensador; de corriente demócrata cristiana; pluralista y contestatario. Moldeó su vida lleno de principios y  moral, y a partir de esta muestra se inclinó por el periodismo, sin claudicaciones ni temores. Hoy al frente de la Aedep, acepta la mano extendida del presidente Lenin Moreno, y señala: “No es pecado conversar”,  a la vez destaca en el Diario El Universo (30-5-2017. P3), “El compromiso de los medios debe ser no callar; no callar frente a la injusticia; no callar frente a la ilegalidad; no callar frente al atropello”. Y pide al Presidente una nueva redacción a la Ley de Comunicación, que se ha constituido en un pernicioso freno a la libertad de opinión y de información.
– La Ley Orgánica de Comunicación y el Reglamento para el Trámite de Infracciones Administrativas a la Ley Orgánica de Comunicación, son herramientas que tutelan el procedimiento sancionador a los medios de comunicación, y su potestad sancionadora recae en los Intendentes, Delegados Zonales, Intendentes Generales, Nacionales, Coordinadores Generales o Directores Nacionales de la Superintendencia de Información y Comunicación. Con el ‘Reporte Interno’ por ‘presunta infracción’ -del medio de comunicación- (el ‘Reporte Interno’ emite el funcionario (a) de la misma Superintendencia de Comunicación), y con el contenido del ‘Reporte Interno’, el medio de comunicación es citado con la presunta infracción administrativa, y obligado a señalar domicilio en 72 horas para asistir a la Audiencia de Juzgamiento que convoca y preside un ‘Director (a) de Procesos y Sanciones’ (funcionario (a)  de la Superintendencia de Comunicación); a la Audiencia comparece también el Director de Gestión Preventiva y Asesoría (funcionario y Acusador de la Superintendencia de Comunicación), quien demanda en la Audiencia se tenga como prueba de la Intendencia de Comunicación el ‘Reporte Interno’, el ‘Informe Técnico’ (emitido por funcionario (a) de la Superintendencia de Comunicación), el ‘Informe Jurídico’ (emitido por abogado (a) funcionario (a) de la Superintendencia de Comunicación). De esta manera, el infractor -el medio de comunicación- asiste a la Audiencia a justificar la presunta infracción, pero, en la mayoría de los casos no se toman en cuenta las pruebas y argumentos presentados. Y la resolución (sentencia) la emite el Intendente (a) o el Intendente (a) Zonal de la Superintendencia de la Información y Comunicación, que es Autoridad distinta a la que atendió y llevó a cabo la Audiencia. Y SI HAY APELACIÓN A LA SANCIÓN, pasa a conocimiento de la Intendencia General Jurídica de la Información y Comunicación, Autoridad de última instancia en este procedimiento administrativo, que dirige y presencia la Audiencia escuchando los fundamentos del apelante; y resuelve (sentencia) la apelación RECHAZANDO porque “no existen otros argumentos que ameriten análisis de ser tomados en cuenta”. Tanto el Reglamento para el Procesamiento de Infracciones Administrativas a la Ley Orgánica de Comunicación y la misma Ley Orgánica de Comunicación, por mandato normativo parece ser ‘carga montón’ contra los medios de comunicación, y con tanto funcionario que informa, acusa y resuelve, nunca existirá seguridad jurídica para defenderse por falta de imparcialidad.
– Aquí viene la pregunta: En el procedimiento sancionador, ¿Se habrá asegurado el derecho al debido proceso de los medios de comunicación, si a simple vista no existen las garantías básicas? ¿Se establecerá la debida proporcionalidad entre las infracciones y las sanciones administrativas en contra de los medios de comunicación en el momento de  ser sancionados? ¿Tendrá el derecho a la defensa el medio de comunicación en todo el procedimiento? ¿Es escuchado en igualdad de condiciones el medio de comunicación en el momento de la Audiencia de Juzgamiento? Esta falta de garantías le hace notar Francisco al presidente Moreno para que reforme la Ley de Comunicación. Los medios de comunicación solicitan libertad para que “sean críticos, duros. Cuando surjan temas que no convengan al país o se avizoren temas de corrupción, sean extremadamente críticos”, (Lenín Moreno).
-Más allá de los problemas de procedimiento sancionador, el meollo del asunto radica en que se haya definido a la información como servicio público, lo que abre las puertas para que el Estado (ente político) ordene que ese servicio sea prestado en las condiciones de calidad que determine el Gobierno de turno, es decir, al arbitrio de la conveniencia política de la Administración, que es la que define la calidad de la información y los contenidos de la comunicación. ¡Ojo, Francisco! que la misma mano extendida puede ser un puño cerrado para seguir oprimiendo el pensamiento libre de la prensa no gubernamental. Yo, necio, sigo apostándole  a la mano extendida.(O)

Hasta la próxima parada, donde me deje el Tren Bala

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here