El nombre del más grande invento del gobierno anterior: CONSEJO DE PARTICIPACION CIUDADANA Y CONTROL SOCIAL, creado en Montecristi, los oficialistas de la mayoría de ese entonces explicaron con lujo de detalles, lo que iba a significar este sainete; ellos manifestaban que nunca más los diputados (ahora Asambleístas) iban a repartirse la “troncha” al nombrar ellos a las autoridades que regirán todo el control del Estado.
Que ahora si habrá una verdadera participación ciudadana, formación de valores, lucha contra la corrupción, rendición de cuentas, veeduría ciudadana y control social, investigar denuncias, hacer devolver lo apropiado indebidamente, proteger a las personas que denuncien actos de corrupción, solicitar información a las entidades o funcionarios del Estado para investigar actos de corrupción, sancionar a los que se negaren a dar información, y así una letanía de acciones que iban a hacer del Ecuador una isla de paz, fraternidad, derechos y honradez todas al máximo nivel.
Total que estas siete personas hicieron todo, menos lo que habían ofrecido de independizar el nombramiento de autoridades. Y QUE PASÓ? todos los miembros del tal Consejo de Participación Ciudadana y Control Social fueron nombrados de “entre los postulantes que propusieron las organizaciones sociales y la ciudadanía” organizadas a conveniencia del régimen de Correa, todos absolutamente todos, pertenecían al círculo de poder imperante, por lo tanto tenían que hacer exactamente lo que salía como orden de Carondelet.
Se dieron gusto nombrando Fiscal, Procurador, Superintendentes, Defensor del Pueblo, Defensoría Pública, Contraloría, Consejo Nacional Electoral, Tribunal Contencioso y Consejo de la Judicatura. ES DECIR TODO, LEAN SEÑORES TODO. Sólo faltó que le ahorren al pueblo el ir a las urnas para elegir a los Asambleístas.
A este SUPRA ORGANISMO, creado en Montecristi, en la última Consulta Popular el Ecuador dijo ¡BASTA! Dando fin a este organismo impopular y abusivo.
Se nombra al CPCCS TRANSITORIO, con Trujillo a la cabeza, y se resuelve que el nuevo organismo sea por voluntad popular y nos metieron en costal sin fondo, con 43 candidatos, que quedaron luego de haberse inscrito cerca de 100. Habrá tres papeletas. Una para elegir a tres hombres, otra a tres mujeres y la última para elegir a una persona que represente a las comunidades y a los residentes en el extranjero.
Así no pida Lasso, el VOTO NULO va a ser mayoritario.