Según el Alcalde de la ciudad, la empresa que equivocada y empíricamente puso los semáforos del centro histórico, se encuentra en proceso de experimentación de los mismos, pero en este desarrollo vamos más de un mes, en el que han sido una verdadera pesadilla los atrancones y caos que se forman por estos elementos, claramente ubicados sin ningún estudio ni conocimiento de cómo funciona nuestra ciudad.
Lo preocupante en este asunto, es que este chistecito ha costado más de un millón de dólares, según algunos concejales, es decir se ha botado la plata a la basura, para que nos compliquen la vida a los latacungueños.
Es penoso que, ante esta realidad, no exista un Concejo que se ponga a auditar estas picardías, dan verdadera vergüenza los representantes que tenemos, puro levanta manos, que han vendido su silencio muy caro, por ahí aparecen videos de algunos concejales que se inculpan e inculpan al Alcalde, en el tema de la venta de puestos de transporte, pero como siempre Contraloría General, brilla por la ausencia. Hasta la fecha, no hay glosas ni responsabilidades claras que señalen estos negociados que deben ser penados.
Sin duda que vivimos en tierra de nadie, recién aparecen algunos colectivos que están encarando estos problemas, ya es hora que se desnude la corrupción que ha rondado por los pasillos de nuestras instituciones, para que queden expuestos todos estos mañosos que viven en su tiempo de gloria, únicamente entran a manejar los destinos del pueblo, para llenar sus bolsillos y pare de contar, no tiene la menor intención de hacer algo bueno y destacado para el desarrollo de nuestra tierra. (O)