El tema de la delincuencia en Latacunga y Cotopaxi, como todos lo estamos viendo a diario ha despuntado de una manera alarmante, ya no son sólo robos simples o carterismo, hoy no existe el mayor empacho en apuñalar para robar un celular, o meter un tiro a plena luz del día.  

La pregunta que todos nos hacemos es, qué están haciendo nuestras autoridades, en todas las ciudades del país se están tomando medidas para combatir la delincuencia, pero aquí, bien gracias, no se hace nada concreto al respecto, tomando en cuenta que, en la entrada a Latacunga se encuentra un reclusorio de máxima seguridad, o que era de máxima seguridad algún día, catalogado como uno de los más conflictivos del país, dando la bienvenida a los que nos visitan. 

Tenemos las Fuerzas Armadas que se encuentran a pocos metros de este reclusorio y son la principal fuerza especializada del país, ellos deberían ser los encargados de salir a realizar batidas y resguardar la seguridad de nuestro entorno, apoyando a la Policía, la misma que, como lo hemos visto, no se da abasto para el desbordado monstruo delictivos que asecha.  

Mientras en este país no se logre solucionar el tema del desempleo, la delincuencia seguirá reclutando a los ciudadanos desesperados que, a cualquier precio, de cualquier manera, buscan llevar el pan de cada día a sus hogares.  

Ya lo vemos a diario, como los tentáculos del narcotráfico, reclutan gente, muchas veces personas de no creer, pero es tan grande la necesidad, que no importa la vía, pero algo hay que hacer para no morir de hambre, una dura realidad, que sin duda está obligando a la ciudadanía a tomar medidas aterradoras, que antes no eran opción.