Sector ‘Quebrada seca’ de Mollepamba, donde se encuentra acumulado todo tipo de desperdicios. FOTO M.T. LA GACETA

Varios son los desechos pétreos, entre otros materiales, que se encuentran arrojados en el lugar, situación que incomoda a moradores y propietarios de los predios que se encuentran alrededor.

En el puente de ‘Quebrada seca’, nombre con el que se le conoce al lugar perteneciente al barrio Mollepamba, aún se puede observar la falta de cultura de algunos ciudadanos, debido a que allí arrojan todo tipo de desperdicios.

Con respecto al tema Alfredo Piedra Martínez, morador del barrio Mollepamba, manifiesta que esta  situación le tiene incómodo no solo a él como morador y propietario de uno de los predios cercanos al lugar donde se arrojan los desperdicios, sino a todos los  moradores  que albergan alrededor del sitio, por los olores que emanan de esta basura.

Se  han dejado varios oficios dirigidos al alcalde del cantón, con el fin de que conozca la situación que acontece en el sitio y pueda tomar las medidas pertinentes por los escombros y desperdicios que dejan en todo el tramo del puente; sin embargo, hasta el momento no ha tenido ninguna respuesta.

Por tal razón enviará otro oficio al alcalde “para que nos dé atención en vista de que la gente bota la basura aquí y se tomen acciones de acuerdo a la normativa legal vigente”; desde hace dos años que él adquirió el predio ha podido observar la falta de cultura y conciencia de la gente, que al arrojar estos desperdicios está dañando el medio ambiente, ya que al ser una quebrada seca recorre todo el canal y la basura  se encuentra arrojada por todo el tramo que conduce hasta el sitio donde se quemaban las cabezas de ganado, inclusive se había  colocado un rótulo en el lugar, pero a poco días de su ubicación se lo sustrajeron.

Al existir tanta basura en el sitio puede generar que los perros lo tomen como un sitio para vivir, así como lo hacían en el antiguo botadero de basura, en el cual hoy funciona la plaza de rastro; de la misma manera manifestó que cuando llueve toda la basura acumulada genera un olor desagradable debido  a que abandonan  animales muertos y puede generarse la aparición de mosquitos, además los perros rompen las bolsas o sacos de basura y esto provoca que todo vuele hacia los predios de alrededor.

Finalmente pidió a las autoridades que atiendan lo solicitado y se tomen las acciones pertinentes ante los ciudadanos que dejan los desperdicios; “me imagino que debe existir un sitio donde se ubique el material pétreo, entre otros  desperdicios”, dijo Piedra. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =