En medio del anuncio de nuevas movilizaciones, el día de ayer el Distrito de Salud Latacunga, daba a conocer que este cantón aún no tiene inmunidad colectiva frente al Covid-19.
Como lo habíamos dicho en esta columna anteriormente, el peligro de un contagio masivo está presente y es una realidad que nadie puede ignorar.
Si bien es cierto el promedio de casos diarios ha disminuido notablemente, también es cierto, según los expertos, que este comportamiento del virus puede cambiar de un momento a otro y más aún si hay una relajación de  las medidas de bioseguridad, en este sentido el distanciamiento social es vital.
Dentro de este contexto tan peligroso creemos que es hora del sentido común, desde el punto de vista médico sería una verdadera temeridad exponerse a movilizaciones masivas que podrían desembocar en un rebrote del coronavirus, algo que nadie quiere luego de los largos meses de confinamiento que dejaron como saldo miles de desempleados,  empresas en la quiebra y un Estado que trata de salir a flote, en la peor crisis de la historia nacional.(O)