El precandidato a la Vicepresidencia tiene 60 años. Foto/Cortesía.

En diálogo con este rotativo, el precandidato a la Vicepresidencia expuso su plan de trabajo.

Carlos Rabascal, nació en Guayaquil el 3 de septiembre de 1960 (60 años), tiene tres hijos y un matrimonio de 12 años, asegura tener el apoyo de los ecuatorianos, pero también ha recibido ataques, a los que prefiere no ponerles mayor atención.

Se inscribió el en CNE como precandidato a la Vicepresidencia de la República en binomio con Andrés Arauz, en representación de la UNES (Unión por la Esperanza) que fusiona a los movimientos Centro Democrático y Compromiso Social.

Rabascal es Ingeniero Comercial, Comunicador, posee estudios en Gobernanza y experiencia en la implementación de Políticas de Economía Popular y Solidaria, inspiradas en ella, nacen sus propuestas, enfocadas en reactivar el sector productivo, desde la micro, mediana y pequeña empresa.

La idea es generar ingresos y recuperar el empleo. Impulsar el sector agrícola, ganadero, pesquero, lechero, en coordinación con la agroindustria, “no hay que fundamentarse solo en la materia prima, también en los elaborados”,

A la par, reactivar el turismo, para que este sea un soporte cuando el sector productivo decaiga, y cuando este bien, logre generar recursos extra para sustentar la economía.

Rabascal contó que, en los últimos meses, visitó varias provincias del país, (costa, sierra, oriente), en todas con buena acogida. Aseguró que los números en las encuestas también los favorecen, pese a que Cedatos anunció que Guillermo Lasso estaría liderando la carrera al sillón de Carondetet, según sus últimas encuestas, “es una encuesta frente a otras varias, que nos posicionan primero”, comentó.

Es la primera vez que milita en un partido político, y también la primera vez que se postula a un cargo de elección popular, sabe que el camino es largo, pero lo reconforta el respaldo familiar. (I)