Don Rafael Sandoval Pástor nace en Latacunga un 16 de abril de 1920, contrae matrimonio con la dama latacungueña (+) Consuelo Egas Varea, de esta ejemplar unión nacen sus hijos Carmenluz y Rafael Emilio Sandoval Egas, quienes a su vez le dan la alegría de tener sus queridos nietos. Carmenluz contrae matrimonio con el Dr. Manuel Terán Moscoso y de este matrimonio nacen sus nietos Manuel María y Rafael Emilio Terán Sandoval. Rafael Emilio contrae matrimonio con la damita latacungueña María Belén Naranjo Vega y de esa unión nacen Emilio y Joaquín Sandoval Naranjo.

Luego de incursionar en la cátedra en el Colegio Nacional Vicente León, y de efectuar actividades en el sector público y privado, un 12 de abril de 1967, da inicio a sus actividades de información  periodística  en el querido Diario La Gaceta, junto a otros distinguidos ciudadanos de la localidad, citamos a (+) Enrique Izurieta Izurieta, (+) Trajano Naranjo Jácome, (+) Oswaldo Rivera Villavicencio, (+) Hernán Iturralde Egas (+), Eduardo Meythaler Quevedo, Rodrigo Campaña Escobar, Franklin Barriga López y la distinguida dama (+) Doña Enriqueta Velasco Iturralde de Batallas.

De Rafael Sandoval Pastor, quiero dar un esbozo exacto de su distinguida figura y su personalidad, cuyo carácter, rectitud de juicio, talento de pensador  profundo,  de escritor inagotable, de un castizo castellano y de una acrisolada honradez de conducta, porque pienso que es y debe ser ejemplo para las actuales y futuras generaciones de latacungueños.

En estos momentos duros para la patria y el mundo en general, con la indolente presencia del virus mortal -el covid 19-,  es bueno concienciar a la juventud  enfatizando los valores humanos de latacungueños como Rafael Sandoval Pástor, su sed  de servicio, su espíritu observador, su amistad con los libros y la cátedra,  su amor por la buena lectura, de su reflexión surgida del discernimiento, el análisis, la argumentación para obtener una buena interpretación de un determinado tema de interés para la colectividad.

Estimo sobremanera a este singular latacungueño,  por lo que al cumplir 100 años de fructífera vida familiar y social, -la mayor parte al servicio de la colectividad latacungueña-, este pequeño homenaje es necesario, creo que todo latacungueño desde el lugar donde se encuentre ubicado, debe hacer conocer  los grandes valores humanos que tenemos, a fin de que éstos enriquezcan la bibliografía local y nacional, la figura de Rafael Sandoval Pastor es una de aquellas. Creo que Latacunga y los latacungueños le debemos ese reconocimiento…en vida hermano, en vida.

El mantener vigente un Diario por 53 años en un medio local y provincial como el nuestro, es admirable. El gran sacrificio que en estos años debe haber hecho Don Rafico,  como cariñosamente lo conocemos, es digno de resaltar, corresponde ahora a Carmenluz y a Rafael Emilio Sandoval Egas,  sus queridos hijos, continuar con esta noble misión, mientras tanto Don Rafico seguirá haciendo sus editoriales.

Nuestra enhorabuena por el nuevo aniversario de vida de este gran latacungueño, Don Rafael Sandoval Pástor, en sus 100 años de existencia terrenal, y a su gran obra el Diario “La Gaceta”, en sus 53 años de existencia en beneficio de la colectividad latacungueña y cotopaxense…que vivan los cumpleañeros.(O)