Técnicos realizan control de calidad de leche en Cotopaxi. FOTO ARCHIVO LA GACETA

En el 2018 las instituciones correspondientes identificaron un alto porcentaje de leche contaminada y en enero de este año en tres cantones de Cotopaxi se ha controlado 30 500 litros de leche cruda en la cual evidenciaron que no existen adulteraciones.

Con la finalidad de verificar que el producto no tenga alteraciones y sea apto para el consumo humano. La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), la Policía Nacional a través de Protección al Medio Ambiente (UPMA) y el Ministerio del Interior, realizaron operativos de control de leche cruda. 

Enmarcados en la lucha frontal en contra de la informalidad para defender la producción nacional, las entidades durante el miércoles 30 de enero 2019 controlaron 7000 litros de leche; producto en el cual no evidenciaron adulteraciones o indicadores que pudieran afectar a la salud de los consumidores, según detalló el boletín de prensa.

“Siendo un reflejo que el trabajo de vigilancia y control es eficiente en la provincia”.

Durante el año pasado se registró un alto porcentaje de leche contaminada, razón por la cual las entidades competentes intensificaron los operativos de control que se realizan en función de un análisis de riesgo basado en la resolución 213 del Manual de Procedimientos para la Vigilancia y Control de la Inocuidad de Leche Cruda.

Hasta el momento, en lo que va de enero del 2019, en Cotopaxi se controlaron 30 500 litros de leche cruda en los cantones: Mulaló, Salcedo y Tanicuchí.


No obstante, el Ministerio de Agricultura (MAG), a través de Agrocalidad y en coordinación con las diferentes entidades de control, trabaja con el compromiso de velar por el bienestar de los productores y consumidores del país. (I)