Es la demostración de lo que se presenta en las ferias populares que se realizan en Cotopaxi, en las que puede verse la producción del altiplano y de la Costa.

La producción de especies es admirable. Los caminos hacen posible la transportación de los productos que se ofrecen al consumidor.

Si vamos a esta ciudad, los mercados del sur en días de feria están abarrotados de productos de Sierra y Costa que se exhiben en grandes cantidades, lo que hace que los compradores escojan lo más conveniente.
Y podemos llegar a la conclusión de que si nuestros campos y caminos están en buenas condiciones podremos vivir.(O)