Roberto Herrera, presidente de la Asociación de Docentes de la UTC. FOTO M.S. LA GACETA

Actualmente existe una cierta preocupación de los educativos en cuanto al escalafón docente que el Consejo de Educación Superior (CES) está discutiendo una nueva reforma. La Aso Docentes de la UTC indica que será un retroceso para alcanzar la cúspide de la docencia.    

La educación superior al ser una parte importante para el país y está encargada de formar profesionales para fortalecer el sector público y privado. El Gobierno Central debería invertir en este sentido, expresó Roberto Herrera, presidente de la Asociación de Docentes de la UTC.

El escalafón docente que es el conjunto de grados y niveles que puede ir alcanzando durante toda su vida laboral y se asigna de acuerdo a su formación académica, experiencia, desempeño, entre otras.

Hoy en día el Consejo de Educación Superior (CES) está discutiendo una nueva reforma y a decir de Herrera “con lo que se plantea será un retroceso entorno a los anteriores reglamentos de escalafón y el cual nos ha tocado adaptarnos”.

Actualmente la propuesta que diseña el CES en el reglamento de escalafón es que en cada categoría el profesor debe estar cuatro años para poder acceder a una nueva, además, se crearía una categoría adicional.  En el escalafón actual las categorías que existen son: profesor auxiliar 1; profesor auxiliar 2; profesor agregado 1; profesor agregado 2 y profesor agregado 3.

“Esto sería el escalafón normal que va cumpliendo un profesor, pero se corta y aparece una panacea que es la del ser profesor principal, para esto se exige el título de PHD”, expresó el presidente de la Aso Docente de la UTC.  

El profesor no es que normalmente puede sacar su título de doctorado y ser profesor principal, sino que debe ganar un nuevo concurso de mérito y oposición, añadió. En el tiempo que está vigente el escalafón muy pocas son las universidades que han convocado a concursos para profesores principales. “Apenas siete profesores en todo el país habían alcanzado la cúspide de la docencia”, enfatizó.

En el Alma Mater de Cotopaxi se ha hecho un reajuste de salarios “exigido” por el Consejo de Educación Superior. Y el profesor auxiliar 1, de acuerdo a la autonomía y al escalafón vigente ingresa ganando 2400 dólares.

Algo que ha sido preocupante y que ha movido a la academia en el país es que en este escalafón nuevo se quiere poner un plazo máximo de contratación y el problema de la UTC es que hay un buen componente de profesores que son ocasionales, es decir “no están dentro del escalafón y prestan sus servicios como profesores de contrato”.

La Universidad Técnica de Cotopaxi con el proceso de mérito y oposición abierto recientemente serían 190 profesores titulares y alrededor de 150 profesores ocasionales.  “Lo que faculta que una buena cantidad de docentes van a tener que presidir de sus servicios si el escalafón se aprueba tal y como está”, reveló Herrera.

Además, en dicho centro de educación superior con el paso de los años ha sido evidente el incremento de estudiantes, hace 5 años había 4500 alumnos, hoy se habla de 11 mil solo en la matriz, en la extensión La Maná 1400 alumnos y en el ciclo que viene ingresarán los primeros estudiantes a la extensión en Pujilí.

Frente a esto la Federación Nacional de Profesores Universitarios los días 13 y 14 de febrero en la Universidad de Cuenca analizaron el problema y plantaron una propuesta que fue entregada al CES.

Entre las alternativas los concursos de méritos y oposición estén por sobre el tiempo para que el profesor siga subiendo de categoría.

 “Como está planteado el escalafón ahora el profesor debería pasar 25 años hasta ser solo agregado 3 y de ahí ganar un nuevo concurso y pasar 12 años más para llegar a ser principal 3 que es el máximo del escalafón, es decir que el profesor en 37 años podía aspirar a llegar a la cúspide”, finalizó el presidente.  

La próxima semana el CES se reunirán y los docentes de la UTC se movilizarán a Quito para estar vigilantes de cómo se aprueba dicho escalafón. (I)