Niños jugando, personas conversando, incluso parejas se observan en el parque de San Felipe. FOTO M.S. LA GACETA

Actualmente el parque de San Felipe luce un adecuado ambiente y moderno para el disfrute de quienes llegan al sitio de recreación. Según los moradores hasta el momento no se ha evidenciado la presencia de alcohólicos un problema que afectaba al sector.

Anteriormente los residentes de esta zona les afectaba la presencia de alcohólicos incluso la delincuencia era mucho más por la falta de luz.

William Bastidas, presidente del barrio, indicó que antes de la regeneración en los árboles “se subían los jóvenes y se escondían para fumar y posteriormente bajar asaltar”.

Ahora la realidad es otra incluso la iluminación es potente y durante la noche permanecen encendidas, se construyó una cancha sintética, se adecuó un espacio específico para las vivanderas y se instalaron algunos juegos y máquinas de ejercicios actualmente se busca cambiarles y modificarles en vista de que no son nuevos.   

En el sitio el contratista de la obra contrató a un guardia y entre la iniciativa del presidente barrial es que se quede para ello se buscará los mecanismos en conjunto para el pago de su remuneración.

Pese a que no existe presencia de alcohólicos presume que el patio de comidas “será el foco de problemas porque no hay cerramiento”.

Es decir que tanto los señores que consumen licor como los dueños de lo ajeno se esconderán ahí y eso les afectará. “No queremos que se constituya en un foco de riesgo”, agregó.

Se estima que el vigilante permanezca y pueda observar la integridad de los estudiantes que salen de los colegios. Bastidas destacó que en el 2018 solicitó cámaras de seguridad ciudadana.

Recordó que en la Gobernación de Cotopaxi se anunció que “somos la ciudad más segura y no se quiso escuchar a San Felipe, a pesar que en reiteradas ocasiones se dejó reservado la audiencia”.

Corroboró diciendo que ya se van a instalar las cámaras de seguridad que cubrirá el sector el paso deprimido, vivanderas, y están sumando recursos para ir controlando la delincuencia. Garantizó que hoy por hoy no hay gente que haya llegado a consumir alcohol.

“Me place que niños que no salían al parque, ahora lo están haciendo”, expresó.  En el sitio también está pensado hacer actividades como: ciclopaseos, rumbaterapia, campeonatos en la cancha sintética y esto permitirá generar recursos para los negocios de los alrededores.

Deysi Chasiloma, moradora, manifestó: “antes en el parque había la presencia de más chumados que de niños; ahora es diferente”.

Y con la regeneración le ha permitido salir al parque junto a su hijo y a la vez disfrutar de los espacios.

De la misma forma habló Lorena Mena: “anteriormente siempre había borrachos y un poco de delincuentes”, pese a esto dijo que no se ha erradicado en su totalidad y en su caso ha visto personas que consumen bebidas alcohólicas y solicitó la presencia de los policías.

Reveló que el guardia está pendiente de la cancha sintética que hay en el sector. Piedad Cañizares trabaja todos los días en el puesto de comidas y dijo “ya no se ve la presencia de alcohólicos”.

Aseguró que todo está bien y no se ven los inconvenientes que había antes, ella pueda constatar que la gente sale y juega en el sitio. (I)