El ritmo empalagoso de una tonada española que se hizo famosa hace varias décadas, vuelve a estar vigente, para levantar el ánimo de los españoles y aquí y en muchos países de habla hispana se ha hecho viral; sin duda esta es una manera positiva de verle a la vida y de tener esperanza en que vendrán mejores días para todos, y esto será a base de lucha y tesón.

Estamos pasando por una situación adversa, que jamás la hubiéramos previsto, pero no queda otra alternativa que seguir adelante y no mirar atrás, el futuro es incierto y no podemos romper nuestras cabezas pensando en lo que vendrá; seguramente luego de esta crisis la gente será más solidaria y muchas puertas se abrirán y podremos vencer las dificultades de mejor manera.

Por lo pronto, a todos nos tocará aprender a vivir con las dificultades de tener que soportar este virus, de la manera más higiénica posible para que la carga que recibamos del mismo sea menos invasiva, y de este modo intentar que se convierta en una simple gripe que pueda pasar desapercibida por nuestro organismo, hasta que nos inmunicemos y poco a poco siga pasando el devastador efecto de este virus, que como lo hemos visto, afecta gravemente a los más débiles y que han sido expuestos directamente a una persona contagiada.

Con una cultura de limpieza y cuidado, en los próximos días cuando comience a funcionar el anunciado semáforo, podremos volver a nuestra vida cotidiana progresivamente.(O)