En el marco de la sesión solemne por la Independencia de Guayaquil, la alcaldesa Cynthia Viteri, hizo público el Proyecto de Ley Orgánica por la Vida y la Protección ciudadana, una iniciativa que busca contrarrestar los inusuales niveles de violencia que se registran en el puerto principal y otras ciudades del país y agilizar los procesos de justicia.

Entre los puntos más destacados del proyecto están la autorización para la tenencia y porte de armas, así como la divulgación de la identidad física de las personas aprehendidas por cometer delitos.

La reforma contempla además cambios en la Ley Orgánica de Prevención Integral del Fenómeno Socio Económico de las Drogas, la Regulación y Control del Uso de Sustancias Catalogadas Sujetas a Fiscalización y la Ley Orgánica de Movilidad Humana. En relación al consumo ilícito de sustancias sujetas a fiscalización se plantea derogar todos los artículos que hacen mención a la tabla de consumo de drogas. 

Agilizar los procesos judiciales es otro de los objetivos por ello se plantea que la detención con fines investigativos dure un máximo de 72 horas.

Una arriesgada propuesta que desde ya tiene sus detractores pero sobre la cual se debe hacer una análisis profundo, pues es necesario mejorar los procesos judiciales, hoy complejos y engorrosos, y que han desbordado a un sistema que no da para más, mientras la criminalidad se toma las calles del país.