Casi un año y medio de pandemia y todavía la economía no se puede levantar, lamentablemente se tiene un desajuste económico no por salvaguardar la cuestión a través de la bioseguridad, sino más bien, porque las decisiones han sido tomadas tan a la ligera que pensaron que el estar encerrados ayudaría a poder detener la pandemia, lo cual no ha sido cierto, ya que con estas medidas muchas de las personas tienen problemas económicos, entre ellos el poder pagar salud, renta, comida e incluso los servicios básicos. Es ahí donde se preguntan ¿si de esta manera los gobiernos ayudarían a poder sobrevivir de una forma en la que el entorno copartícipe para que no dañe a toda una nación? El año pasado se vio cómo algunas de las leyes apoyaban a la reducción de las rentas y algunos servicios básicos; para estas alturas en este mes de encierro parece ser que no se tomaron las mismas medidas, por lo que, se va a tener en cuenta este desgaste que afectará el bolsillo en muchas de las instancias.

Si bien es claro resguardarse es una de las medidas para que la pandemia no siga expandiéndose, pero como se ha remarcado, lo triste está en que otra vez se debe sobrevivir a una instancia en la que no se tiene una logística clara para poder tener ingresos que ayuden a estar tranquilos en el encierro. Hasta ahora no se ha declarado una estrategia económica y eso es lo que conlleva a que la ciudadanía siga saliendo a buscar el pan de cada día; es aquí el punto donde ciertos derechos deben de ser remarcados para que al mismo tiempo los bancos, los negocios, los estudios y los gastos diarios estén dentro de una canasta básica de apoyo al ciudadano que se ha quedado sin ingresos.

Algunos preguntan si habría soluciones, quizá las soluciones serían buscar cuáles son las profesiones o las instancias que siguen ganando dinero sin aportar a la cuestión que se vive con la covid-19, por ejemplo, sería muy bueno entender ciertos cargos públicos que deberían de estar donando su dinero, en este caso como algunos servidores públicos a algunos académicos de instituciones que no están generando nada y sobre todo usarlos por ejemplo para el área de salud.

Lo más lamentable es que se ha considerado a las universidades como instancias corruptas, instituciones que al final han seguido recibiendo tarde que temprano su salario, el cual muchos de ellos lo han obtenido de forma de nepotismo o de alguna otra instancia que les beneficie; pues hasta ahora muchos académicos se han quedado sin trabajo y de la misma manera no están generando y aquellos que se quedaron en una institución con eso que le dicen ‘nombramientos’, es ahí donde hay que poner el dedo en la llaga y explicarle a los gobiernos que se debe descansar un poco la educación y no es la primera vez que lo estamos diciendo, ya que es demasiado el tener alumnos egresados que no consiguen un trabajo y en otras instancias la Academia sigue generando un costo muy alto para la ciudadanía, por lo que se debería reducir los costos a mitad del salario, ya que de alguna manera ellos ya no son representativos para la ciudadanía. Quizá el académico que no tenga clases y que tenga un nombramiento con medio sueldo, podrá dedicarse bien a la cuestión de investigación, lo cual de esta manera ya no serán indicadores sino que generen trabajo de calidad y así no prostituir la Academia.

Ya tienen una respuesta, ahora tocará exigir al Gobierno y a las instancias correspondientes que esos dineros sean ocupados para apoyar a la ciudadanía y no estar solapando a profesores y gobernantes que no están generando nada e incluso se ve con escuelas particulares cuyas instituciones han sido demandadas porque no bajan el costo de la mensualidad de sus escuelas. Si bien es claro, se necesita quitarle más a lo público y apoyar más a lo privado pero sobre todo también generar políticas públicas que ayuden no solo a personas pobres sino también a la clase media a poder generar un ambiente tranquilo con base a la repartición de apoyos y de dinero de forma equitativa.

Dejemos descansar a la Academia un año más, reduzcamos sus costos, reduzcamos su ineptitud y ayudemos a que una ciudadanía tenga lo básico para poder estar en un encierro que no genera dinero, pero sí más deuda.(O)