Durante los operativos se decomisan licor, pipas, etc. Foto: Gobernación

Una discoteca clandestina fue clausurada por no contar con los permisos necesarios; estaba ubicada a menos de 200 metros del centro de educación superior.

Con la apertura de clases en la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC) se retomaron los operativos de control por parte de la Intendencia General de Policía; en estos controles se retira el licor que los jóvenes consumen en la vía pública, se verifican permisos de los centros de diversión y que no exista venta de licor sin registro sanitario.
Gonzalo Díaz, intendente general de policía, dio a conocer que durante los últimos controles se clausuró una discoteca que se encontraba a 200 metros de la UTC en la avenida Simón Rodríguez, funcionaba en una casa esquinera en el segundo piso.
Dijo no conocer el número exacto de centros de diversión que existen en el sector, pero llamó a los propietarios a contar con la documentación en regla; los operativos continuarán.
Los centros de diversión deben contar con el permiso de uso de suelo otorgado por el Municipio de Latacunga, RUC, RISE, declaración juramentada, permiso del Cuerpo de Bomberos. “La Municipalidad es el primer filtro que debe pasar para poner un centro de diversión” recordó el Intendente.
“Hay más de una casa por aquí (San Felipe) que vende licor artesanal, algunas incluso permiten que los jóvenes ingresen a beber en sus instalaciones”, comentó una vecina del sector, que prefirió mantener su nombre en reserva para evitar represalias.
Sin embargo, el Intendente aseguró que ya se realizó la intervención de una casa donde se decomisó licor artesanal destinado para la venta y se mantuvo un diálogo con la propietaria para que conozca la normativa vigente que impide que efectúe esta labor.(I)