¿Conoce usted por qué los latacungueños son llamados Mashcas?, si aún no lo sabe, este feriado tiene la oportunidad de conocer el por qué de este distintivo, a través de la Ruta de la Máchica en Loma de Brazales que se llevará a cabo los días viernes 30 y sábado 31 de marzo 2018, el objetivo es explotar con otros productos derivados.

Dos jóvenes habitantes de este sector conjunto con la propietaria de la Tienda- Cafetería Cunani, se unen para proponer esta alternativa a la ciudadanía en general, siendo el objetivo que la población pase en familia y a la vez sepan un poco más de las tradiciones.

María José Rodríguez, propietaria de Cunani, explicó que la intención es que conozcan el proceso de transformación de la máchica, “siempre hablamos de que nos sentimos 100% orgullosos de ser Maschas, pero en sí desconocemos de dónde proviene este apelativo”.

Hoy se ofrece un tour que incluye transporte, visita guiada y degustación de algunos productos, su costo es de 10,00 dólares y el ticket lo pueden adquirir en la tienda Cafetería ubicado en el Pasaje Luis Fernando Vivero.

El punto de encuentro será en la Estación del Tren a las 10:00 para comenzar con el recorrido en el barrio Loma de Brazales, donde Adrián Cruz y Freddy Molina, mostrarán la identidad del pueblo latacungueño que está asociada con la cultura culinaria, podrán ver la elaboración desde el tostado de la cebada, hasta lo que es la molienda.

Rodríguez, indicó que este proyecto es un plan piloto y verán que tanta acogida tiene ya que el propósito es efectuarlo una vez por semana para que la gente tenga la seguridad de participar en las actividades que se ofrezcan dentro del cantón.

Adrián Cruz, es nieto de Gloria Vaca que hace el producto desde sus orígenes, comentó que la iniciativa pretende rescatar sus raíces, y él será quien herede esta tradición; el gusto por este trabajo empezó cuando vio a su abuelita “jichar”, que es cernir la cebada.

“Alrededor del tiesto giraba la historia y gastronomía de mi abuela”, expresa Cruz. En su niñez se enterraba en la cebada y hoy quiere que la ciudadanía palpe estas experiencias “no se puede crear una identidad sin sentimiento”.

Esta labor que se va perfeccionado en el tiempo es necesario que la población sepa su dinámica que hay dentro de este trabajo. “escuchar el sonido de la cebada al momento de tostar y percibir su olor son momentos únicos”, considera que las autoridades descubran que hay un potencial en esto y se promueva hacer más productos. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =