Cuando llueve, las vías son las más afectadas. (foto archivo).

Al noroccidente del cantón Latacunga, se asientan la parroquia Eloy Alfaro y el barrio San Felipe. Según sus moradores, son varias las necesidades que tienen y por reiteradas ocasiones, se ha pedido a las autoridades municipales que les apoyen con colectores para las aguas lluvias, más el retiro de los borrachos del parque y el arreglo de las vías de segundo orden.

América Zumba, moradora, destacó que en la plaza Canadá donde se realiza actividad comercial los días martes, es necesario que se construya una cubierta, ya que deben soportar las inclemencias del clima.

Así también, se refirió a la falta de colectores de agua lluvia, ya que de las partes altas desciende el agua a las bajas, arrastrando basura y demás desperdicios, lo que hace que el alcantarillado se tape y se produzcan inundaciones en las viviendas, mientras que cuando se seca, se genera polvo.

En este mismo sector encontramos a Luis Latorre,  un taxista que se estaciona frente al parque, quien comentó que son necesarios los colectores de agua lluvia, para evitar los inconvenientes que se generan cuando existe la temporada del invierno. También se refirió a la presencia de los libadores, quienes se convierten en un mal para el que parece no hay solución.

Una de las habitantes que permaneció en el anonimato, dijo que en una ocasión un ciudadano que estaba en el parque y que aparentemente es un alcohólico le trató de agredir. Además,  manifestó que entre los que toman se pelean entre sí.

De la misma forma,  José Santo, exteriorizó que es necesario que se arreglen  las vías de segundo orden que están deterioradas, como sucede en el sector de Santa Rosa y San José. También piensa que en el edificio antiguo de la Escuela Ana Páez, se puede adecuar el espacio de comidas y a las comerciantes, con lo que se vería mejor presentado el barrio.

Pidió de manera urgente la construcción de los colectores, porque cuando llueve, de Chantán y Guápulo, el agua  baja arrastrando todo lo que encuentra en el camino y se producen las inundaciones, como pasa en la Av. Iberoamericana.

“Sería bueno que el Alcalde venga y conozca de esta realidad y lo calamitoso es que la pobre gente debe estar trapeando para que el agua se vaya”, comentó. Añadió que es necesario el mantenimiento del parque, ya que existen borrachos y muchas de las veces se desatan peleas callejeras.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cinco =