Servicio Integrado de Seguridad ECU 911.

En Cotopaxi el ECU 911 ha registrado llamadas malintencionadas a su línea única de emergencia, este tipo de llamadas realizadas durante el Estado de Excepción serán sancionadas con cuatro tipos de multas económicas. 

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 informó que en la provincia de Cotopaxi y en varias provincias del Ecuador se viene aplicando las respectivas sanciones a aquellas personas que han realizado llamadas falsas en el transcurso del 2020, mientras que, durante el Estado de Excepción (16 de marzo – 13 de septiembre) por disposición del Comité de Operaciones de Emergencias Nacional (COE), las sanciones por el mal uso del 9-1-1 son económicas.

Cristina Montero, coordinadora Zonal 3 del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, explicó que, en el transcurso de la pandemia del 100% de llamadas registradas en el ECU 911 el 38% han sido llamadas de mal uso del servicio, en el caso de Cotopaxi se han registrado llamadas malintencionadas con bromas, insultos a los operadores y pedidos de comida.

Con la disposición emitida por el COE Nacional, el mal uso de la línea única de emergencias tiene cuatro sanciones económicas: la primera vez se sanciona con USD 100, la segunda ocasión (primera reincidencia) con USD 400, la tercera vez USD 100 y la segunda reincidencia (cuarta ocasión) USD 400.

Las sanciones son ejecutadas por la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) en conjunto con las operadoras móviles del país. Los valores a pagar aparecerán en las planillas telefónicas de los usuarios que hicieron mal uso del servicio.

En el caso de las llamadas falsas de emergencia que hagan movilizar unidades de socorro a un determinado lugar, el ECU 911 en conjunto con la institución articulada que asistió al sitio, verificarán el costo operativo de la llamada para ambas instituciones, mientras tanto, la persona que efectuó el llamado será dispuesta ante las autoridades competentes, pudiendo llegar a tener una pena privativa de libertad, sanciones económicas y la restitución de valores económicos a la institución articulada, por la movilización innecesaria de recursos. (I)