Durante el anuncio en el MICC– Betlhemitas

Este espacio natural ubicado en las cercanías de la laguna Quilotoa – Pujilí, abrió nuevamente sus puertas.

Desde el lunes 30 de noviembre, el centro turístico Shalalá, está abierto nuevamente al público, centenares de comuneros subsisten de los ingresos que generan las visitas a este mirador, donde se puede apreciar en todo su esplendor, las turquesas aguas de la laguna del Quilotoa.

El anuncio lo realizaron ayer, dirigentes de Zumbahua y del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), en sus instalaciones; buscaban hacer pública la reapertura, y también la prohibición del ingreso de Abraham Latacunga, quien se habría “perennizado” como líder de la Asociación agrícola Shalalá, “durante años, únicamente obtiene ingresos para su beneficio personal”, acusó, Luis Pastuña, presidente del Complejo Turístico Shalalá.

Su voz hizo eco en todos los dirigentes, también en los cerca de 60 personas que los acompañaron, durante la rueda de prensa. Segundo Latacunga, juez de paz de la parroquia Zumbahua, acusó a las autoridades ministeriales y seccionales, no dar una solución pronta al problema permitiendo que la misma persona (Abrahan Latacunga), este al frente de la organización durante tantos años.  

Leónidas Iza, presidente del MICC, solicitó que deben unificarse las asociaciones para tomar decisiones en conjunto para el beneficio de todos, tal como lo dictamina la sentencia emitida del 17 de febrero del 2018, “si algún compañero no estaba de acuerdo podía apelar”, dijo. En esta sentencia se reconoce como titulares de derecho, comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades.

Sobre Shalalá

El mirador está al borde superior del cráter, su objetivo principal es crear una estructura que permite la observación ininterrumpida de los alrededores, donde los usuarios pueden llegar a la frontera del acantilado de manera segura. Sin embargo, el cuestionamiento que plantea este proyecto aparece cuando se compara el sitio elegido para el mirador con todo el borde del cráter, donde, desde cualquier sitio, se puede tener vistas parecidas. Por esto, el análisis se centra en qué más puede ofrecer el mirador para que sobresalga como un punto de interés en este entorno. (I)