María Belén Bedón, delegada provincial de la Defensoría del Pueblo. FOTO ARCHIVO LA GACETA

La Defensoría del Pueblo ha patrocinado una acción constitucional para que se determine la vulneración del derecho a la salud y vida frente a la calidad del agua de consumo humano del cantón Saquisilí.  

De acuerdo a los informes realizados por los entes correspondientes se ha determinado que existe coliformes fecales, así como también arsénico en el líquido vital. En este sentido, la entidad espera la notificación de la sentencia constitucional, así lo informó María Belén Bedón, delegada provincial de la Defensoría del Pueblo.   

En el caso de ser favorable o desfavorable se aplicará la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional que otorgue el recurso de apelación. Por ello que están a la espera que sea notificada de forma escrita a las casillas electrónicas.

El arsénico es liberado al ambiente por los volcanes y al estar las fuentes hídricas vinculadas a ellos el contenido en el agua puede tener un valor permisible, pero que no sobrepase de 10 UGL y cuando supera este límite “se puede considerar que puede causar un daño a la salud”.

A decir de Bedón, Saquisilí tiene tres fuentes hídricas y una de ellas tiene 117 UGL, es por ello que han decidido como institución patrocinar esta causa.

Los Gobiernos Autónomos Descentralizados son los encargados de destinar presupuesto para que el agua pueda ser tratada y esté de forma adecuada para el consumo humano “tiene la obligación de entregar un agua de calidad y que no afecte en derechos”, añadió la Delegada Provincial.   

En una de las audiencias que se llevó a cabo la semana anterior el procurador síndico del Municipio de dicho cantón “refirió la voluntad del señor alcalde Velásquez de declarar en estado de emergencia” cuyo objetivo es destinar recursos para el tratamiento del líquido vital.

Bedón, consideró que “es necesario porque se necesita dar un elemento de calidad a los habitantes y sobretodo proteger el derecho a la salud y vida que son derechos conexos que nacen desde la provisión del derecho al agua”.

Esta clase de inconveniente también tiene la parroquia Toacaso y Tanicuchí, en ese sentido la Defensoría del Pueblo ha pedido a la Secretaría del Agua los estudios de los laboratorios y una vez que tengan se podrá determinar la pertinencia del patrocinio de una garantía jurisdiccional. Previo a ello, la autoridad se ha reunido con el Alcalde de Latacunga con el propósito de tomar acciones interinstitucionales a fin de entregar agua de calidad a Latacunga. (I)