Alberto Salvador, presidente de la Cámara de Industriales de Cotopaxi. FOTO W.C. LA GACETA

El empresario Alberto Salvador expresó su preocupación que se pretende aprobar la Ordenanza de Uso de Suelo sin contar con el estudio de vulnerabilidad, por lo tanto ahora quieren aprobar una normativa de un plumazo hecho que no han podido resolver por el lapso de tres años, apuntó.

Dentro de la sesión ordinaria del Concejo Municipal de Latacunga, que se cumplirá este miércoles en horas de la tarde consta el análisis, tratamiento y aprobación de la Ordenanza de Uso de Suelo en segundo debate por parte de los ediles.

En este marco, Alberto Salvador, presidente de la Cámara de Industriales de Cotopaxi, expresó su preocupación frente a la aprobación de la Ordenanza de Uso de Suelo en segundo debate por parte de los concejales, recordó que el problema del volcán Cotopaxi se dio en agosto del 2015 y el Municipio de Latacunga, recién en julio del 2018, el GAD Municipal contrata los estudios para determinar con mayor precisión cuál es la amenaza de lahares que pueden afectar a la ciudad de Latacunga, a través de la cual determinar los caudales, profundidad y velocidad que puede alcanzar los lahares  en caso de una erupción del Cotopaxi.

Salvador dijo que el trabajo de simulación de flujo de lahares primarios del franco sur  realizado y entregado por la Escuela Politécnica, está incompleto, faltando por efectuar el estudio de vulnerabilidades.

Salvador, indicó que dentro de la transitoria primera de la Ordenanza presentado por la Comisión y que será discutida por los concejales en la sesión de el día miércoles, indicó que el GAD Municipal de Latacunga a través de la Dirección de Seguridad Ciudadana, con base a los estudios de inundabilidad realizados en un plazo de 365 días contados a partir de la expedición de la presente ordenanza deberá ejecutar los estudios de vulnerabilidad, aquello significa que dejan un trabajo pendiente para que realice la nueva administración municipal dichos estudios, mientras tanto autorizarán la elaboración de construcciones sin tener dicho estudio.

Dijo el empresario que es muy precipitada la aprobación de la Ordenanza seguramente por razones de la campaña política, las autoridades municipales quieren desembarazarse del problema que está latente por tres años y resolver de un plumazo de una forma irresponsable, por ello los ciudadanos que habitan en zonas de riesgo tienen el derecho que el problema sea tratado con seriedad y con fundamentos técnicos cualquier decisión, recordó que lo ideal sería realizar el estudio de vulnerabilidad y aprobar la Ordenanza o simplemente aprobar la normativa del cantón dejando pendiente las  zonas sensibles, apuntó Salvador. (I)