Traslado de la piedra removida hasta las bodegas del GAD Municipal de Latacunga. FOTO W.C. LA GACETA

Trabajadores y maquinarias de la empresa contratista realizaron la remoción de la piedra ubicada en la vereda entre la Padre Salcedo hasta el Banco Pichincha, espacio que también será mejorado con la ubicación de la nueva piedra y la elaboración de bordillos y aceras, trabajos que en un inicio no estaba contemplado.

Este martes en la mañana el contratista de la obra de la ampliación de las veredas de la calle Quito, entre la Guayaquil y las Hermanas Páez, José Singaucho a través de su maquinaria ejecutó el retiro de las piedras que fueron removidas de la vereda ubicada entre la Padre Salcedo hasta el Banco Pichincha, considerando que dicho espacio será mejorada con nuevos bordillos y la ubicación de la nueva piedra permitiendo que las aceras en la calle quede uniforme.

El contratista aclaró que la vereda del lugar no significa ampliación sino una mejora, apuntó que los trabajos de la indicada área no estaba contemplada dentro del contrato inicial, sin embargo con base a una proyección y al dinero sobrante las autoridades autorizaron la intervención del área con la realización del bordillo y la ubicación de la piedra busariada.

Señaló que según el contrato, el plazo para la entrega de los trabajos al GAD Municipal de Latacunga es hasta mediados del mes de mayo, en este marco apuntó que el primer tramo de la ampliación de la vereda entre la Guayaquil y Padre Salcedo estaría listo la próxima semana, y avanzarán a los siguientes tramos.

El contratista, expresó su molestia en razón que los fines de semana por parte de algunos propietarios continúan parqueando sus carros en las aceras construidas y que está ubicada la nueva piedra, dijo que la queja ha  sido planteada tanto a la Directora de Obras Públicas y a la Policía Nacional para que ayuden controlando que los carros no se estacionen en las veredas y precautelar la obra que está en construcción. (I)