Sin duda uno de los lugares más hermosos y representativos de Latacunga, era La Estación, hoy convertido en guarida de delincuentes, vendedores de droga y prostitución, algo completamente contrario a lo que fue algún día este recordado barrio de la ciudad.
La administración anterior ofreció la recuperación del mismo; pero, nada de esto se llegó a concretar, lo mismo pasó con las propuestas de la Gobernación que no obtuvo resultados. La intención era colocar una serie de oficinas públicas para regenerar el ambiente y además se pedía la entrega del recordado hotel La Estación para rehabilitar el inmueble; a pesar de que la Comisión de Centro Histórico tenía los recursos y la predisposición de hacerlo, no se pudo conseguir la autorización de la Empresa de Ferrocarriles que no daba paso a la recuperación de los deteriorados edificios del lugar.
Hoy las autoridades de la ciudad tienen la gran responsabilidad de luchar, para que de una vez por todas se pueda regenerar uno de los barrios insignes de Latacunga, algo que no solamente se ha perdido, sino que empeora día a día.(O)