Momentos en que los profesionales, realizan visitas médicas en las casas. Foto: W.C./La Gaceta

La visita domiciliaria es una de las herramientas básicas del Ministerio de Salud Pública, para brindar atención médica directa en el propio domicilio de los pacientes, quienes no pueden trasladarse por sus propios medios a los centros de salud.

El nuevo enfoque de médico del barrio, contribuye a la consolidación de la atención primaria en salud.  Se trata de un equipo de profesionales de la salud, conformado por un médico, una enfermera y un técnico de atención primaria, que visitarán cada barrio para identificar casos de atención prioritaria y trabajar en conjunto con líderes sociales e instituciones públicas, para superar los problemas de salud de la población, elaborando un plan de salud para ese sector, por lo que es necesario que conozcan de primera mano, las condiciones habitacionales, la calidad de vida y las relaciones de cada persona en su núcleo familiar y con su entorno, para brindarles la ayuda que requieran.

Diego Montesdeoca médico rural del centro de salud de Chugchilán, manifiesta que “los EAIS (Equipo de Atención Integral de Salud), ahora denominados Médico del Barrio, se encarga de cubrir la demanda de pacientes fuera de la Unidad y también son los responsables de captar y registrar a las personas enmarcadas dentro de los grupos prioritarios, mujeres embarazadas, niños menores de 5 años, personas con discapacidad, adultos mayores y enfermos crónicos, quienes por su estado de salud, no pueden trasladarse por sus propios medios a los centros de salud, para cumplir con los controles o tratamientos establecidos para su mejoría”.

Juan Francisco Ilaquiche, habita en el sector El Rodeo de la parroquia Chugchilán, a 60 minutos caminando desde el centro de salud Tipo A. Tiene 75 años y 40 por ciento de discapacidad física, para quien es muy importante que el personal de Salud, lo visite periódicamente en su domicilio, pues no tiene a nadie que le pueda ayudar a llegar al centro de salud. Con lágrimas en los ojos agradece por la atención en su propia casa y por recibir los medicamentos de forma gratuita.

Juan Francisco es una persona muy humilde, su economía depende básicamente de sus hijos, quienes se dedican a la agricultura, pero en los últimos años, esta actividad no les genera ganancias y ahora por su edad y condición, tiene temor de hacerse atender por los costos que implica.

En cada una de las visitas domiciliarias, el personal de Salud le explica que puede mejorar su situación, sin perjudicar su situación económica, ya que todas las casas de Salud Pública, le ofrecen servicios de calidad, con calidez y de forma gratuita.

El Ministerio de Salud Pública, da prioridad en la atención a las personas consideradas en riesgo, las mismas que son mujeres embarazadas, personas con discapacidad, adultos mayores, niños menores de 5 años y personas que padezcan enfermedades crónicas.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 12 =